jueves, septiembre 18, 2008

El modesto teclado de un maestro

Unas pocas palabras al recuerdo de Richard Wright: sin su aporte, "Dark Side Of The Moon" solo sería un gran disco de la era del rock. Gracias a sus creaciones "Us And Them" y, sobre todo, a la magnífica y fuera de este mundo "The Great Gig In The Sky", el álbum que más semanas a permanecido en las listas mundiales es una de las grandes obras maestras de la música de todos los tiempos.

El modesto Wright, al contrario de ser un rock star, prefirió la calma al vértigo de los flashes y los aplausos. La noticia de su muerte fue una tremenda sorpresa para el mundo del rock. Nadie conocía que padecía un cáncer que resultó fulminante. Y es que todos sabían que el teclista fundador de Pink Floyd venía en los últimos meses de tocar junto a David Gilmour en su tour mundial.

Su última participación se la puede admirar en el DVD "David Gilmour: Remember That Night", en la que acompaña en los teclados a su compañero cantante y guitarrista de los Floyd. Es una grabación el famoso Royal Albert Hall de Londres del año 2007. El propio Gilmour dice que con Rich mantenía una comunicación musical telepática.

El mismo Roger Waters, con quien mantuvo una grave controversia, ha colocado en su página web una foto con velas encendidas. Cuando tuve el privilegio de verlo en Bogotá en marzo de 2007, pude captar un pedazo de una de las canciones que forman parte de la banda sonora de mi vida: "The Great Gig In The Sky".

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Un gran musico que se ha ido, pero nos queda su legado a travez de sus creaciones.

LUIS VELA III dijo...

Chao maestro..
Cherió querido.