domingo, diciembre 28, 2008

2008: El regreso de los héroes del rock

Este bisiesto 2008 fue marcado por varios acontecimientos musicales en el gran planeta y en nuestro pequeño mundo. Nada se detiene, todo fluye o se transforma. Y, por bien de todos, eso también sucedió en la música.

Más allá del trance Di$ney con sus nuevos arlequines adolescentes: Jonas Brothers, Hanna Montana o High School Musical; de la aireada vida privada de las Britney, Paris o Spice Girls, disco o gira en el intermedio; o, del inaguantable reguetón; el año musical se va con varios bemoles.

Metallica

Cuando Rick Rubin fue reclutado para producir el nuevo cd de Metallica les dijo a Hetfield, Hammet, Ulrich y Trujillo que debían retroceder a sus orígenes, a aquellos tiempos de rock de garaje, de largas y explosivas presentaciones en bares y de sentir el sudor y la furia de los estremecidos y apasionados fans. El resultado: Death Magnetic. La anécdota cuenta que suena mejor en Guitar Hero que en disco convencional. Se subraya el largometraje “The Day That Never Comes”, vídeo incluido, como una nueva pieza maestra del rock metálico.
Nuestra calificación: 8 sobre diez.

AC/DC

Al principio generaron dudas. Volver a los ocho años después de haber escuchado los olvidables Stiff Upper Lip y Ballbreaker marcó una gran interrogante. Luego se supo que el productor del nuevo disco sería Brendan O’Brien con lo cual subió la expectación. A finales de octubre, los oídos rockeros del planeta se llenaron de Black Ice de la banda proletaria del rock crudo: AC/DC. Quince cortes, que pudieron haber quedado en once o doce para rescatar la adrenalina que nos inyectaron los hermanos Young desde finales de los setentas. Una gira mundial con carteles de “sold out” (vendido todo) los espera en 2009. Y si bien Black Ice no es la segunda parte de Back In Black, se destacan cortes como Rock n’ Roll Train, War Machine o el que le da nombre al cd. Vuelve también el orgullo de llevar un sello con sus cuatro letras en nuestra alma y en el vidrio posterior de nuestro auto.
Calificación: 8 sobre diez.

Guns n’Roses

El más esperado regreso -15 años de un inacabable cuento- fue el de Guns n’ Roses. Chinese Democracy salió por fin a las estanterías en noviembre. Axl Rose, convertido en el Alfred Hitchcock de la música, develaba catorce canciones para la más variada degustación. Desde el rock puro hasta cortes industriales y tecnológicos. Para los aferrados a Use Your Ilussion el shock ha sido fuerte. Para la nueva generación de rockeros, la otrora llamada banda más peligrosa del mundo, son casi desconocidos y no han comprendido por qué tanta fanesca. El corte que le da nombre termina sugiriendo muy poco. Better rescata algo del estilo pero se pierde en los tecnicismos a tal punto que al principio le cuesta a uno darse cuenta que quien canta es Axl. En el disco hay de todo, menos la vital rebeldía.
Calificación: 5 sobre diez.

sábado, diciembre 13, 2008

¡Salud, Señor Presidente!

Son las ocho y media de la noche del sábado por la noche. Por un costado de la zigzagueante carretera que une Paccha con Cuenca, con gran esfuerzo y a duras penas, un chico de unos doce años sostiene y conduce a su hermano mayor que no pasa de los quince. Su tambaleante caminar y mirada perdida descubren la calamidad familiar del alcoholismo. Ese niño que hoy carga el peso muerto de su ser querido y la vergüenza inocente, mañana está condenado a repetir la conducta de su padre, sus abuelos, sus tíos y sus hermanos mayores. Ese código del vicio que manda, permite y denigra, que arrastra a muchos a una vida miserable e improductiva.
---------------------------------------------

Hace un par de meses, el presidente Correa, durante su acostumbrada cadena de los sábados, previno a la radio y televisión ecuatoriana que iba a prohibir la publicidad de bebidas alcohólicas y cigarrillos. El pasado jueves 11 de diciembre el Consejo Nacional de Radiodifusión y Televisión, CONARTEL, lo resolvió así.

La resolución contempla la veda de los avisos publicitarios en el horario de seis de la mañana a nueve de la noche. Se basa en el artículo 19 de la nueva Constitución que “prohíbe la emisión de publicidad que induzca a la violencia, la discriminación, el racismo, la toxicomanía, el sexismo, la intolerancia religiosa o política y toda aquella que atente contra los derechos”. También la Ley de Radiodifusión y Televisión y su Reglamento; así como el Reglamento de la Ley de Defensa del Consumidor demarcan esta proscripción.

La realidad, hasta ahora, contemplaba esta restricción pero solo para la televisión. Es decir, la única afectada es la radiodifusión. Por alguna razón desconocida, pese a los obstáculos legales, se permitió transmitir esta publicidad en tv en transmisiones deportivas especiales, así como de bebidas de bajo grado como la cerveza, durante el horario familiar.

La resolución es apropiada pero, por ahora, puede parecer discriminatoria. ¿Por qué solo la radio y la televisión? ¿Por qué no se prohíbe también la publicidad de alcohol y cigarrillos en los periódicos, revistas, vallas, afiches, buses y otros medios de comunicación. Y más aún, en escenarios deportivos y en la vestimenta de los deportistas?

Saludamos la decisión unánime del CONARTEL -entiéndase del presidente Correa-. Nuestros hijos no pueden seguir siendo bombardeados por una publicidad agresiva y engañosa que promueve el consumo a una edad más temprana posible y un estilo de vida que se repite generación tras generación como un atavismo.

El presidente ha dicho muchas veces que es hora de dar un salto en calidad. El primer paso está dado. Que esta prohibición se generalice a todos los medios que son consumidos por menores de edad.

De ahí, un llamado a la dirigencia del Deportivo Cuenca a no aceptar para el año 2009 la publicidad de bebidas alcohólicas en el uniforme colorado. Es cierto que estos son los auspiciantes que más pagan y “apoyan” al equipo. Pero, no hay comparación que se sustente para defender la economía del equipo querido, seguido por chicos y grandes, frente a las escalofriantes secuelas del alcoholismo en la sociedad. ¿Acaso no hay otros anunciantes de peso y poder económico en Cuenca y en el país?
-------------------------------------------

A la hora de escribir este comentario no puedo dejar de pensar en el joven quinceañero de Paccha y en su hermano menor. El uno debe estar durmiendo su borrachera y mañana al despertar con la resaca a cuestas, es muy posible que nadie le reclamará en casa. Con qué cara para hacerlo. El otro, irá a jugar fútbol con sus amigos luciendo con orgullo la camiseta querida del Deportivo Cuenca.

viernes, noviembre 28, 2008

Nueva forma de asalto en Cuenca


Son dos compinches. Aunque no caminan juntos, buscan víctimas. Uno, generalmente de buena presencia, la distrae y el otro aprovecha el desliz y arrancha. Atacan a los conductores de vehículos que están solos. Prefieren a las señoras y a las personas de la tercera edad. Uno llama la atención del perjudicado simulando un daño en el carro, golpeandolo con un tornillo o una patada o “comidiéndose” a informar de algún peligro inminente.

El otro, aprovecha la confusión y se lleva lo que alcanza a tomar del interior del coche. Corren por las aceras y desaparecen al virar la esquina. En su fuga se cambian de pelaje lo que los vuelve difíciles de identificar. El botín, que suele ser una cartera, un maletín o una computadora portátil, lo esconden dentro de una bolsa grande.

La fechoría se repite todos los días en las calles y avenidas de Cuenca. El delito es una especialidad de peruanos o costeños. Si son pillados, pasarán pocas horas en el Centro de Detención Provisional (CDP). Siempre habrá un abogado secuaz para estos rufianes.

Cuando un valiente perjudicado interpone una acusación contra el bandido, a los pocos días asoma en su domicilio la supuesta esposa cargada de cinco hijos, el mayor de cinco años y el menor un recién nacido, para suplicarle que deseche la denuncia "porque se están muriendo de hambre".

Si la táctica sentimental no resulta, el ofendido recibirá la visita del abogado y un par de “hermanos” mal encarados del maleante para forzar una componenda. Si fracasa la gestión, el plan C contempla las amenazas, primero encubiertas y luego terminantes, a través de llamadas telefónicas anónimas de celulares clandestinos.

La víctima, nunca antes mejor expresado este término, acabará por darle la absolución ante los peligros inminentes, retirando la acusación en el juzgado. Y los pillos, incluyo a su defensor, seguirán viviendo de las tinieblas del crimen.

Hoy con estrenada Constitución, la reforma al Código de Procedimiento Penal se vuelve emergente. La víctima que acusa debe gozar de protección, por lo menos de su identidad. Ni siquiera el indiscreto secretario del juzgado debería saber de él y peor de sus demás datos personales como domicilio, teléfonos o lugar de trabajo.

¿Es esto pedir mucho?

miércoles, noviembre 26, 2008

Los buenos muchachos de Correa


Parto de dos cosas:

1) El programa “Buenos Muchachos” nunca me ha convencido. Sus parodias me han parecido muy agresivas, de crítica grosera. Mucho más cuando reprocharon a David “El Lobo” Burbano que vivía sus quince minutos de fama.

2) El presidente Correa, en general, está haciendo las cosas correctas. En seguridad, en lucha contra la corrupción, en quitarles los excesos a los sindicatos, en rehabilitar hospitales, escuelas y colegios, pasa el año con buena nota.

Sin embargo, no puedo estar de acuerdo con la decisión de la dirección de GAMA, de silenciar el programa porque se iba a parodiar al primer mandatario y criticaba sus contradicciones sobre las incautaciones a la Agencia de Garantía de Depósitos. El canal confiscado por la AGD es administrado por Carlos Alvarado, uno de los buenos muchachos de Correa.

A nadie del gobierno de George Bush en Estados Unidos se le ocurre censurar a Michael Moore por burlarse del presidente o al comediante Bill Maher por satirizarle hasta el agotamiento a la excandidata republicana Sarah Palin.

Si el programa “Buenos Muchachos” cae en la injuria o en la difamación, el mandatario tiene todo el derecho para acudir a los tribunales. Ya lo ha hecho con el diario La Hora. Pero, de ahí a censurarlo, estamos hablando de otro nivel en las deplorables relaciones con los medios de comunicación.

Luis A. de Bonald dijo “Un estado puede ser agitado y conmovido por lo que la prensa diga, pero ese mismo Estado puede morir por lo que la prensa calle. Para el primer mal hay un remedio en las leyes. Para el segundo ninguno. Escoged pues entre la libertad y la muerte”.

lunes, noviembre 24, 2008

Recordando al ingeniero Salgado

De figura menuda, barba tupida y mirada atenta detrás de sus gruesos lentes, el leal profesor del Benigno Malo, ingresaba siempre, con su impecable traje de casimir, chaleco incluido, durante las primeras horas del día, a dictar sus clases de Matemáticas y Geometría. Su prolijidad para enseñar la asociaba con la pasión por el colegio centenario.

Sus trazos sobre la pizarra verde de madera con tizas de colores y dibujos eran impecables, a mano levantada, de círculos y rectas o directrices como él las llamaba; su depurado y perseverante estilo de enseñanza le llevaba a repetir las fórmulas las veces necesarias para el aprendizaje.

Su fascinación por la vida le llevó entonces a plantear retos que los superó con largueza: llegar a 1992 para celebrar los 500 años del descubrimiento de América o alcanzar el año 2000 y el nuevo milenio. Su astucia para esquivar las enfermedades y la muerte fue la lógica: la actividad física habitual, como caminar con agilidad desde su casa de la calle Sucre, junto al exFilanbanco, al Cajas, a 30 kilómetros.

Han pasado más de 30 años de aquellas imborrables clases de un maestro emblema del Benigno. Hoy conocemos de su fallecimiento que le sobrevino sentado en el apacible magnífico paraje de Tres Cruces, del Cajas al que tantas veces visitó, a tres mil metros de altura. El ingeniero Vicente Salgado, como dice el lema en latín inscrito en el escudo del colegio que tanto respaldó: Alta Petens, parte con la mirada al frente y hoy está aspirando las alturas.

domingo, noviembre 23, 2008

Música fuera de moda, modelo 2008

No son expertos jugadores de Guitar Hero o Rock Band. Son cuencanos de la vida real. Integran La Doña, una banda iluminada en el rock progresivo de Rush, Jethro Tull y Dream Theater; Mantra, Secoya y Toño Peña. Presentaron un tributo a tres ilustres grupos de los setentas en el atiborrado teatro Sucre.

Y en verdad, fue más de lo que esperábamos. Las adaptaciones de Led Zeppelin con Toño Peña en la voz y la guitarra de Pancho Urgilez; de Deep Purple con Mantra terminando en un jam con todos los músicos; y, del trío canadiense con La Doña dejaron complacidos a todos.

En 1987, a pocos metros de ahí, en el teatro Casa de la Cultura, se presentó “Música Fuera de Moda” por dos noches seguidas, con un grupo de músicos quiteños asentados en el evocado dúo Umbral. Entonces, Pancho Prado y Nelson García brillaron al lucir versiones de Pink Floyd, Billy Joel, América, Simon and Garfunkel, entre otros.

Antes aún, los recitales de los años ochenta en Cuenca tenían a Superstar Band haciendo covers de grandes bandas. Se distinguía el largo metraje rockero “Fool’s Overture” de Supertramp con Vancho Escudero en el papel de Roger Hodgson.

Hoy, la nueva prole de rockeros se lo toma más en serio. Hay más espacios y oportunidades para desplegar su arte. Pese a la transformación, ser músico en Ecuador sigue siendo una mala opción para quien quiera tomarlo como fuente de sustento. Pocos paran la olla con solo subirse a los escenarios. Lo de estos jóvenes músicos no va por ahí. Lo miran como una forma de autorealización personal y, sobre todo, de regocijo.

Por eso, la noche del sábado 21 de noviembre de 2008 fue una velada de esparcimiento para la hermandad rockera cuencana. La audiencia se enchufó con esa felicidad mucho más cuando apenas pagó $2,50 por el boleto. Una ganga para tanta demostración.

Rescato la versión de “YYZ”, el impresionante corte instrumental de Rush, con solo de batería incluido, como ordenan los códigos rockeros. No es Neil Peart, ni tampoco una emulación de Rock Band o Guitar Hero. Es José Quinteros en los palillos, Cristian Tenorio en la guitarra y Juvenal Ortiz en el bajo. Disfrútenlo:


domingo, noviembre 16, 2008

Colisión musical y generacional (videos)

En una misma fila de asientos se encontraban jóvenes de larga melena junto a abuelitos abrigados con bufandas. Al frente, el escenario recibía a la Sinfónica de Cuenca y a cuatro bandas rockeras: Dharma, Jetzabel, Bajo Sueños y Basca.

La fusión supuso el riesgo de convertirse en un frankenstein. Pero no fue así. Los antecedentes tranquilizaban a los organizadores. Metallica, el rey indiscutible del heavy metal, brilló en 1999 junto a la Orquesta Sinfónica de San Francisco dirigida por Michael Kamen. Le siguió los pasos Scorpions de Alemania con la Filarmónica de Berlín (2001). En América Latina, Gustavo Cerati también lo hizo en “11 Episodios sinfónicos”, aunque solo con su voz, dejando lo musical a 43 músicos de orquestas argentinas.

En Cuenca, la propuesta del maestro Patricio Álvarez Tapia, pudo haber sonado, para algunos, descabellada o, por lo menos, imprudente. Pero los tiempos cambian y el proyecto se hizo realidad las noches del 13 y 14 de noviembre de 2008 en el Salón Mazán del Centro de Convenciones del Mall del Río.

Mientras los músicos de la sinfónica ocupaban sus lugares en el escenario, un grupo de percusionistas, desde la parte posterior del auditorio dio inicio al híbrido musical.
La noche se inauguró con cuatro canciones de Dharma que opacaron con sus instrumentos a la orquesta, con lo cual la combinación de géneros no se dio. La sinfónica hizo el intro y desapareció oscurecida por las guitarras, batería y bajo de los rockeros. Lo mismo sucedió con Jethzabel y sus tres escogidos temas de rock progresivo e instrumental.

Lo mejor de la amalgama musical llegó con Bajo Sueños. Por fin se sintió la sociedad de instrumentos clásicos y eléctricos. Canciones como “Otoño” y “La silueta de tu sombra” arrancaron coros y resonadores aplausos de los concurrentes. “Nada de amor” fue el apogeo de la gala con la sinfónica bien sincronizada con los rockeros y el auditorio temblando por el zapateo.

El trecho final de la noche quedó en manos de Basca. La enérgica banda metalera ecuatoriana cumplió su cometido, aunque su potencia atenuó a la sinfónica. A esta hora, algunos rockeros sacudían sus cabezas hacia abajo, sin mirar el show, como zombis trastornados. El dolor de sus músculos del cuello llegará al siguiente día.

La salida del auditorio evidenció lo que había sucedido dos horas antes. Los abuelitos más abrigados que nunca con sus bufandas que les cubría medio rostro caminaron junto a rockeros de casaca de cuero y jean; los unos buscando el cobijo de la cama y los otros que la juerga continúe por unas horas más.

viernes, noviembre 07, 2008

El show secreto de AC/DC a 5.000 kilómetros de Cuenca (videos y fotos)

La atenta invitación en inglés de los ejecutivos de Sony Music indicaba que la célebre banda AC/DC iba a ofrecer un concierto secreto para tres mil asistentes, 350 de los cuales venían de todo el mundo. Uno de ellos era este servidor.

Fue como un buen ejemplo para los seguidores de “El Secreto” y su “ley de la atracción”. Durante el último año había manifestado mi deseo de viajar a Nueva York. No la había visitado desde hace más de 27 años. Por otro lado, tres días antes del ofrecimiento, había sentido y expresado mis anhelos de ver un concierto de los australianos que arrancaban su gira mundial a finales de octubre.

Cuando me lo propusieron, no lo pensé dos veces. Estas oportunidades son únicas en la vida. Me ofrecían una invitación VIP al concierto, dos días en el hotel Marriott Marquis ubicado en el corazón de Manhattan, justo frente a Times Square y traslados al “lugar secreto” a dos horas de la Gran Manzana. “Solo” me tocaba cubrir el costo del pasaje que, frente al alcance de la invitación, casi se volvía un asunto accesorio.

La cita era el domingo 24 a las 3 de la tarde en una de las puertas del imponente hotel en donde los invitados del resto del planeta, identificados por sus casacas negras de cuero y blue jeans, recibimos las entradas y gafetes VIP. Antes de subir a los buses, cruzó caminando frente a nosotros, con un largo y elegante abrigo negro y botas, la actriz Marcia Cross, la minuciosa “Bree” de “Desperate Housewives”. Pelirroja, pálida y sonriente, despertó la admiración de todos y desapareció en medio de la muchedumbre. No hubo tiempo para la foto.

El viaje a Wilkes-Barre en Pennsylvania duró menos dos horas en una soleada tarde que reflejaba los bellos paisajes de los árboles que en pleno otoño cambian de color y dejan caer sus hojas. El transporte nos depositó en las afueras del coliseo Wachovia, lugar en donde el deporte favorito es el hockey sobre hielo. Es de los modernos foros norteamericanos para unas 30.000 personas de capacidad. Mucho frío afuera, pero con calefacción adentro, tanto que incitaba una cerveza helada cuyo vaso costaba 7 dólares.

Nos tocó una ubicación de privilegio: a unos 15 metros del escenario principal y a un metro del corredor central por el que más tarde pasarían varias veces Bryan Johnson y Angus Young. A nuestra derecha estaba Juan Carlos, locutor de Radioactiva de Bogotá y dos chicos que habían ganado un concurso en Colombia para asistir al evento. Muy amables y locuaces. A nuestra izquierda, un entusiasmado japonés repetía “I’m so excited. I’m so excited…”. Detrás de nosotros otro japonés vestido a lo Angus con cachos iluminados. Delante teníamos a dos descomunales gringos de casi dos metros de altura. Uno de ellos lucía con orgullo un tatuaje del guitarrista de la banda grabado en toda su espalda.

El espectáculo de más de dos horas fue de lo más soñado. Todas las canciones clásicas de ellos, incluso aquellas que las cantaba el desaparecido Bon Scott (“Highway To Hell”, “Dirty Deeds Done Dirt Cheap” o “Whole Lotta Rossie”) y solo dos nuevas (“Rock n’Roll Train” y “Black Ice”). Después de tantos años, a los AC/DC se los ve intactos y como siempre: rockeando y divirtiéndose. Para ellos no hay preocupaciones sociales ni políticas en plenos días de elecciones en Estados Unidos. Lo de ellos es básico y crudo: rockear, divertirse y punto.

En lo musical, uno no deja de sorprenderse por los inagotables riffs de los hermanos Young que, en cada disco, imprimen en nuestra memoria. Son una máquina de hacer hits en donde parece inagotable el inventario. Ellos se han encargado de ubicarle al rock en el sitial de insurrección y perpetuidad. De ahí, que no sorprende que una calle de Madrid o un día del año en una ciudad de Canadá sea dedicado a la banda; o que, el día del cumpleaños del mítico guitarrista, Burguer King regale hamburguesas Angus a quienes se llaman así.

Uno de los momentos cumbres del espectáculo es cuando la rápida “Let There Be Rock” se convierte en el solo de guitarra perfecto con Angus tirado de espaldas en el suelo de una rampa que se eleva y desciende en medio del delirio de todos. A uno le deja una enorme admiración por el virtuosismo, acaso mágico, de este ilustrado de las seis cuerdas.

Con la camiseta oficial del tour -35 dólares de por medio-, regresamos con los oídos tronando en el bus número 4, cuyo chofer pese a tener el eficaz GPS, se perdió. A las 12 y 30 de la noche, el Marriott Marquis nos recibía con el cansancio y la satisfacción de haber cumplido un sueño de toda la vida a 5.000 kilómetros de Cuenca.

Nacía el lunes 27 de octubre, para cuya noche nos esperaba en New Jersey, Chris Martin y Coldplay. Pero esa es otra historia.

lunes, octubre 27, 2008

Es tiempo de rock otra vez

Escribo estas palabras cuando todavía zumban mis oídos y se repiten en mi mente las imágenes y estridencias de la noche anterior de lo que fue la prueba final de la legendaria banda australiana AC/DC ante unas tres mil personas en el coliseo Wachovia de la ciudad de Wilkes-Barre, a 180 kilómetros de Nueva York.

Hasta ayer lo único cerca que tenía de la palabra Pensylvania era el nombre de una de las avenidas del famoso juego Monopoly. Hasta ayer. Fue en este estado el lugar secreto que anunciaba la invitación y la ciudad en la el quinteto inicia su gira mundial este martes 28 de octubre.

A las ocho en punto de la noche, en medio de una atmósfera efervecente con tres mil privilegiados invitados, la mayoría llegados hasta ahí en buses, desde Nueva York, se proyectó un video en ánime de la llegada de un desenfrenado tren a una ciudad, el mismo que termina estrellándose contra la estación y estalando la aparición de la banda con “Rock ‘n Roll Train”, la primera canción que enloqueció a todos, incluídos los 350 invitados del resto del mundo.

Y ahí estaban los que habían encaminado mi sentido rockero cuando cayó en mis manos “Highway To Hell”, allá en 1979; Brian Johnson con su boína y a sus 61 hace de tenor de esta ópera de rock. Se mueve y domina el escenario con absoluta autoridad.

Sin embargo, la estrella es aquel muchachito que fue expulsado del colegio junto a su hermano Malcom y entonces decidieron tomar el camino impredecible de la música. Vestido, como siempre, con su uniforme de escolar, desplegó, una vez más, un auténtico repertorio de maestría en las seis cuerdas. Angus Young es, a sus 53, el corazón y alma de la banda. Como siempre termina sus shows completamente sudado y en pantaloneta.

El aperitivo de la gira “Black Ice” dejó en poco más de dos horas una andanada de grandes canciones clásicas: “Back In Black”, “Whole Lotta Rossie” o “T.N.T.” por mencionar apenas tres. Apenas “Black Ice”, el tema que le da nombre a su reciente cd, fue la otra canción que tocaron. El resto fue una compilación de grandes éxitos que se cerró con las explosiones y pirotecnica de otro de sus himnos: “For Those About To Rock: We Salute You”.

Es madrugada de lunes 27 de octubre de 2008. Desde la habitación del hotel en Manhattan, Nueva York, con el corazón palpitante y el permanente silbido en los oídos, escribo esta rápida nota como si fuese un anhelo cumplido. Han vuelto los AC/DC. Es tiempo de rock ‘n roll otra vez.

domingo, octubre 05, 2008

¡Viva el 6-6-6!

El 6-6-6 es un número que aún asusta. La Biblia, en la parte del Apocalipsis escrita por Juan, el versículo 13-11 y 18 dice “Vi luego otra Bestia que surgía de la tierra y tenía dos cuernos como de Cordero, pero hablaba como una serpiente... ¡Aquí está la sabiduría! Que el inteligente calcule la cifra de la Bestia; pues es la cifra de un hombre. Su cifra es 666”.

La banda de heavy metal Iron Maiden encrespó a medio mundo cuando en 1982 publicó “The Number Of The Beast”, referencia directa al 6-6-6, inaugurando la era del rock satánico que al final no fue sino un artificio marquetinero para que los británicos vendan más de 70 millones de discos. Luego, otros “apologistas del satanismo” desde Ozzy Osbourne hasta Marylin Manson también sacaron su tajada verde.

Al consumirse la tarde del domingo 28 de septiembre de 2008 y conocido el cómodo triunfo del SI en el referendo, recibí el siguiente mensaje anónimo en mi celular: “Por fin ahora te vas a tener que callar”. El edicto estuvo acompañado de varias groserías cargadas de hiel.

De hecho, una reacción visceral de esa dimensión la comprendí por la coyuntura del momento. Al principio me imaginé que quien lo escribió había leído el nuevo texto constitucional. Rápidamente saque como conclusión que no. Al menos el artículo 66, numeral 6.

Ahora, nuestro 66-6 dice: “Se reconoce y garantiza a las personas:… El derecho a opinar y expresar su pensamiento libremente y en todas sus formas y manifestaciones”.

Así que a partir de ahora solo hay que recordarles a aquellos fanáticos sectarios que ya tienen su número de la bestia criollo.

¡Viva el 6-6-6 ecuatoriano!

jueves, septiembre 18, 2008

El modesto teclado de un maestro

Unas pocas palabras al recuerdo de Richard Wright: sin su aporte, "Dark Side Of The Moon" solo sería un gran disco de la era del rock. Gracias a sus creaciones "Us And Them" y, sobre todo, a la magnífica y fuera de este mundo "The Great Gig In The Sky", el álbum que más semanas a permanecido en las listas mundiales es una de las grandes obras maestras de la música de todos los tiempos.

El modesto Wright, al contrario de ser un rock star, prefirió la calma al vértigo de los flashes y los aplausos. La noticia de su muerte fue una tremenda sorpresa para el mundo del rock. Nadie conocía que padecía un cáncer que resultó fulminante. Y es que todos sabían que el teclista fundador de Pink Floyd venía en los últimos meses de tocar junto a David Gilmour en su tour mundial.

Su última participación se la puede admirar en el DVD "David Gilmour: Remember That Night", en la que acompaña en los teclados a su compañero cantante y guitarrista de los Floyd. Es una grabación el famoso Royal Albert Hall de Londres del año 2007. El propio Gilmour dice que con Rich mantenía una comunicación musical telepática.

El mismo Roger Waters, con quien mantuvo una grave controversia, ha colocado en su página web una foto con velas encendidas. Cuando tuve el privilegio de verlo en Bogotá en marzo de 2007, pude captar un pedazo de una de las canciones que forman parte de la banda sonora de mi vida: "The Great Gig In The Sky".

miércoles, septiembre 10, 2008

Gigantes y juguetonas (video)

En estos días, las ballenas jorobadas visitan los mares ecuatorianos. Es un largo viaje de miles de kilómetros desde la Antártida. Por casi cuatro meses, nuestras cálidas aguas sirven de escenario para su apareamiento y descanso. Su carácter pacífico y alegre nos brinda a los humanos uno de los espectáculos más hermosos que podemos ver y vivir.

En el cantón Puerto López de Manabí es una fiesta cuando frente a Salango o a la Isla de la Plata asoman los enormes cetáceos a finales de mayo. Se ha creado una cultura ecológica ante estos juguetones habitantes del océano Pacífico. Y eso es una buena noticia
.

El video que lo registramos, capta algunos de los momentos vividos en esta maravillosa experiencia. Un inolvidable paseo que los ecuatorianos lo tenemos tan cerca.

martes, septiembre 02, 2008

El odio por la razón

El esperado debut de Joffre Guerrón en la Liga Española tuvo como condimento amargo al racismo. Al empezar el segundo tiempo, un grupo de hinchas del Sporting Gijón le lanzaron epítetos como “mono” y “negro” a la nueva estrella del Getafe.


En España el asunto ha tomado vuelo por el tinte xenófobo que colorea esos insultos. Hace dos temporadas el camerunés del Barcelona español, Samuel Ethó, también fue victima de escarnios racistas de fanáticos intolerantes del equipo contrario. El delantero tomó una decisión nunca antes vista en un estadio. Se acercó al árbitro y le informó su malestar y que iba a abandonar el partido. Todos sus compañeros y rivales le siguieron en su camino a los camerinos para rogarle que no lo haga, que siga jugando.


En Cuenca, cualquier viernes por la noche en la que el equipo local juega un partido del campeonato ecuatoriano, de todos los costados del estadio salen mofas racistas contra los jugadores de color del equipo visitante.


Cuando el rival toma la pelota, el habitual coro “uh, uh, uh…” acompaña la jugada, bajo la sonrisa cómplice de los que no lo dicen. De ahí que comprendo porque Guerrón no reclamó en España.


Lo deplorable de la trama es que estas mismas humillaciones son escuchadas por los jugadores morenos del Deportivo Cuenca, que tienen que soportar esos ultrajes con forzosa impavidez.


Y cuando en la ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad, en alguna conversación se pregunta si alguien es racista, todos dicen: “¿Racista yo? ¡Qué va!”.

domingo, julio 13, 2008

Living la vida Coldplay

Con solo tres álbumes publicados, Coldplay ya había conquistado el mundo. Es la banda que ha vendido más discos en lo que va del siglo veintiuno. Su frontman Chris Martin es el paradigma de lo que un hombre desearía: una inteligente, bella y comprensiva esposa y madre de sus hijos –la actriz Gwyneth Paltrow- y una triunfante y lucrativa profesión. ¿Qué más se puede pedir?

Cuando salió X&Y, no hubo una crítica unánime a su favor. Pero igual, el tercer cd del cuarteto de Oxford derrotó todos los pronósticos. Con “Speed Of Sound” o “Fix You” se aseguraron un puesto en la banda sonora de muchas existencias. Entonces, en 2006, habían dicho que no volverían a reunirse durante mucho tiempo, después de su gira por Latinoamérica.

Hoy, a mediados de 2008, nos hemos dado unos días para saborear “Viva La Vida Or Death All His Friends” y reconocer que han alcanzado la madurez de los elegidos, en momentos en que nada tienen que demostrar y casi todo está dicho sobre ellos.

Viva La Vida es el más conceptual de sus discos. Empieza y termina con piezas instrumentales que se encargan de trazar el escenario. “Life In Technicolor” va en in crescendo que nos recuerda al Bolero de Ravel –disculpas por el atrevimiento-. Termina a toda máquina y abruptamente para dar paso a “Cemeteries of London” con Martin cantando a lo Bono. Aquí la mano de Bryan Eno se siente con mucho peso.

“Lost” tiene una buena melodía en medio tiempo que se vuelve ideal para ser uno de los cortes de promoción como single y un virtuoso solo de guitarra de Jon Buckland. Me imagino que esta canción en concierto debe ser una de las más coreadas y aplaudidas porque da para seguirla con las palmas.

“42” tiene un suave intro con una deleitable voz de Martin. Luego se abre la canción con la banda a todo vapor y terminar solo con Chris y el único falseto del álbum.

Dos por uno es “Lovers In Japan/Reign Of Love”. En la primera parte el sonido Eno se vuelve omnipresente casi hasta llegar a la saturación. La parte dos llega como la paz y felicidad después del climax.

“Yes” es el corte más largo -7:07- y menos Coldplay del disco. Hasta la voz de Martin suena de inicio gruesa y seria para dejar paso a sonidos arabescos –recuerdos a Tarkam-. La canción parece terminar porque se callan todos los instrumentos y vuelve a comenzar con otra armonía instrumental diferente para que se luzcan los intérpretes.

Llegamos a la mejor canción del disco “Viva La Vida”. Es la frase que vieron en un cuadro de Frida Kahlo cuando visitaron México. Con una cadencia movida y alegre, algo raro para los mártires del brit-pop, la canción pasa directamente, sin solicitud de visa, a la colección de sus grandes éxitos. Acompañada de instrumentos muy pulidos y los arreglos orquestales de Eno, “Viva La Vida” hace lucir aún más a Martin, Champion, Buckland y Berrymen.

La canción de portada ha sido “Violet Hill”, que puede ser la hija menos agraciada de las diez, pero que anunció al mundo en mayo que la banda se reinventaba creando entonces un enorme signo de interrogación.

“Strawberry Swing” es otra composición abrillantada por el exproductor de U2 y la decena se cierra con la deslumbrante “Death And All His Friends” que es una de las abanderadas de “Viva… “, en donde lo instrumental se enseñorea sobre lo vocal.

En definitiva, este puede ser el disco del año, es cierto. Lo bueno de escuchar Coldplay se mantiene intacto: lo puedes repetir muchas veces y no te cansas. Es más, en esta placa se puede descubrir algo más, cada vez. Por ahora, es mi disco de las vacaciones, el cd de la playa, la música de mi auto y entran a la lista de las canciones más escuchadas de mi i-pod. ¡Viva Coldplay!

martes, julio 01, 2008

La emoción de los premios Tinta Tinto

Los estudiantes de Comunicación Social tienen su propia alfombra roja. Cada año, los del octavo y último ciclo organizan la entrega de los "Tinta Tinto", una especie de Pullitzer de la Escuela que premia a los mejores trabajos del año. Se otorgan reconocimientos a campañas comunicacionales, vídeos, audios, entre otros. Al acto acuden también los profesores; algunos de ellos hacen de jurados.

Este año fue un éxito en organización. La rapidez y el buen ambiente prevalecieron sobre la formalidad y la sobriedad. El manejo técnico estuvo impecable. Hubo momentos emotivos como el recuerdo a Patricio Sagbay, el compañero muerto hace un año en un accidente de tránsito o la larga despedida audiovisual de los casi egresados.

Se va un grupo muy unido. La parte final del acto fue la exposición de la colección de imágenes de sus mil y un reuniones con el fondo de Photograph de Nickelback. Camaradas y hermanos para toda la vida. Préparate mundo porque allá van los nuevos periodistas, publicistas y relacionadores públicos de la Universidad del Azuay.

Vendrá septiembre. Ellos ya no estarán de nuevo en las aulas, los patios y pasillos. A cambio, una nueva generación de asustados, inquietos y soñadores dieciochoañeros irrumpirá por esos mismos sitios. Es la inmutable lógica de la ley de la vida.

domingo, junio 29, 2008

El círculo oscuro de Acuerdo PAIS

¿Cuántos ecuatorianos eligieron a Ricardo Patiño, Fernando Bustamante, Manuela Gallegos, Fánder Falconí, Augusto Barrera, Vinicio Alvarado, Gustavo Larrea, Eduardo Paredes, Javier Ponce y Patricio Carrión para que elaboren la Constitución? La respuesta: Ni uno solo. Ninguno de nosotros les otorgamos nuestro voto para que vayan a Montecristi. Ellos junto al presidente Correa y a Alberto Acosta conforman el "buró político" de Acuerdo PAIS.

Ellos deciden los temas trascendentales como la renuncia de Alberto Acosta, el nombre del nuevo Superintendente de Compañías o la ciudad sede de la Corte Suprema de Justicia. Han convertido a la Asamblea Nacional Constituyente en el instrumento de sus órdenes. Los asambleístas de Acuerdo PAIS solo ejecutan las órdenes dictadas por estos ciudadanos. Para los de Ciudad Alfaro quedaron las cuestiones de maquillaje, lo superficial, como el cambio de nombre del congreso, el derecho al placer sexual o el cambio del cóndor por el caracol en el escudo. Lo demás, lo esencial, lo de fondo es la decisión del "buró".

Entonces, ¿qué diferencia hay entre el círculo oscuro de las trincas de la partidocracia y el "buró político" de Acuerdo PAIS? Respuesta: ninguna.

domingo, mayo 18, 2008

Cuídate de la cuencana

En "Qué Tan Lejos", Tania Hermida, cuencana radicada en Quito, previno al resto del mundo de lo que los nacidos en la capital azuaya somos capaces cuando el personaje del niño chiclero lanzó aquella frase: "Cuídate de los cuencanos".

La advertencia, da la paradoja, recae sobre la misma cineasta cuando propone un debate sobre los símbolos patrios y provoca un vendaval de reacciones. Los que se "dieron lija" fueron los caricaturistas y el diseñador gráfico de Ecuavisa.

Gracias a Tania Hermida, los ecuatorianos andarán más precavidos de los morlacos, en especial de aquellos de las mentes lúcidas y los corazones ardientes que, desde las efímeras mieles del poder, lanzan tan "brillantes" ideas. Con tanta pantalla, la asambleísta tiene el camino libre para lanzarse a cualquier dignidad en las próximas elecciones de lo peor del año. ¡Qué tan lejos llegó la decepción por su gestión!

Mientras nos entretienen con estos juegos pirotécnicos, la inflación va a los dos dígitos y temas claves como seguridad, educación y salud todavía no son tratados por el pleno de la Asamblea. El circo ya es de todos.

Las viñetas que a continuación publicamos no son todas. Hay más. Pertenecen a los diarios El Comercio, El Mercurio, El Universo y Expreso. También hay una a colores que circula por los correos electrónicos.





domingo, abril 20, 2008

La pirotecnia musical de Maná en Cuenca (videos)


A las 8 y 35 de la noche de este sábado 19 de abril de 2008, más de veinte mil impacientes asistentes al estadio cuencano recibieron con aliento el impetuoso arranque del concierto de Maná con “Déjame Entrar”.


Como intro presentaron un video en el que un grupo de hombres salta una muralla que explota en pedazos. Y así fue el recital. Lleno de efectos tecnológicos bien equilibrados que hasta pudieron caer en el hartazgo para algunos ortodoxos que solo buscan lo musical.


Si a Maná lo venimos escuchando desde hace 16 años, este era el momento para saldar el compromiso de verlos en vivo. Y la verdad que valió la pena. Un espectáculo sin egoísmos. Ni de ellos, ni de los organizadores.


Del repertorio de Maná no se puede hablar más de lo que ya todos conocen. Sus éxitos caen en la clonación de las formas con toques de colágeno, especialmente los movidos que suenan machacones. Su mensaje de revolucionarios salvadores del planeta puede llegar a cierto escepticismo para otros.


Si bien faltaron sus primeros hits y su último –el cover de “Si No Te Hubieras Ido”-, sus dos horas y quince minutos de espectáculo dejaron satisfechos a todos. Destaca la voz de Fher, toda una marca registrada. La guitarra de Sergio es fina, sin llegar a niveles de virtuosismo. El carismático baterista Alex supo ganarse al público con un largo y digno solo de percusión que recuerda a esas antológicas performances de Neal Peart en Rush.


El buen “timing”, o la administración de tiempos del recital, dejó a todos satisfechos, sin caer en el aburrimiento que pudiese provocar el solo hecho de tocar una tras otra sus canciones. Ahí, apareció la tecnología para imponerse y enseñorearse, por si acaso asomaba algún bostezo.


El sonido basado en enormes torres de 14 metros de altura llegó a todos los rincones con claridad y sin ensordecer a nadie. Destacaron los poderosos bajos que hicieron temblar las cajas torácicas. El griterío de los asistentes y los ecos de la música que salían de los arreglos lineales –line array- llegaron a escucharse hasta el barrio de Bellavista, al otro lado de la ciudad.


Las pantallas gigantes de leds transmitieron los primeros planos de los músicos y los videos de apoyo para cada canción. Impecables.


Los efectos fueron lo mejor de la velada. La batería de Alex giraba, subía y bajaba del escenario. Las llamaradas de fuego que salían de la parte más alta de las torres recordaban los conciertos de Kiss. La lluvia artificial para el tema “No Ha Parado De Llover” coincidió con una precipitación que obligó a los que estábamos en la cancha a cubrirnos.


El cierre de un espectáculo de este nivel no podía ser sino con un despliegue de juegos pirotécnicos sobre el cielo cuencano, y con el acertado fondo del himno “All You Need Is Love” de Lennon como para poner a soñar a cualquiera, mientras los músicos de abrazaron y agradecieron con una larga venia colectiva.


Solo quedaba la lenta, fastidiosa e irremediable salida, cerca de las once de la noche por las estrechas puertas del estadio que me trajo a la mente la imagen de los niños cayendo en la máquina de embutidos del vídeo “Another Brick In The Wall”.


Entonces volvimos a nuestra triste realidad de tercer mundo después de asistir a un concierto de primer mundo: la atávica incultura de algunos, la vergonzosa ebriedad de otros y un mar de desperdicios por todas partes.


Al final, el entretenimiento musical de esta noche de abril fue el mejor de los que se han presentado hasta ahora en Cuenca. Y eso ya es decir bastante.

martes, abril 01, 2008

La información oficial no suena

En la diaria recopilación de noticias para la radio, hay ocasiones en las que nos enfrentamos serias dificultades técnicas. Desde audios de muy mala calidad, entrevistas telefónicas entrecortadas -en especial si son por celulares- o grabaciones sobremoduladas. El resultado casi siempre es negativo. Es preferible no transmitir estos ruidos.
Lo que no contaba estos días fue la muralla que puso en su portal la propia Presidencia de la República. Este lunes 31 de marzo, se ofrecia el audio de las declaraciones de la canciller María Isabel Salvador al presentar la demanda ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya contra Colombia por las fumigaciones. Bajado el archivo, me encontré con que había sido grabado en el formato poco conocido ".dvf".
Nuestra persistencia nos llevó a bajar por internet un software convertidor de archivos para trasladarlo a mp3. Para esto hubo que buscar el programa Switch 1.31 que prometía escuchar por fin las declaraciones de la ministra.
Después de una hora el programa ya estaba bajado y abierto pero no se pudo realizar la ansiada conversión porque el archivo de la Presidencia tenía fallas. Hasta ahí llegó nuestra pérdida de tiempo.
Otro lío grande es obtener los audios de las largas ruedas de prensa del presidente Rafael Correa de los sábados. Recién los días lunes por la noche están disponibles, o sea, cuando ya no es noticia.
Así las cosas, el gobierno de los corazones ardientes y las mentes lúcidas tiene pies de plomo en cuanto a la información sonora. ¿Sabrá esto el mandatario?

viernes, marzo 21, 2008

Blogs, otra forma de decir

Cuando en una madrugada de mayo de 2007 el joven David Ambrosi caía herido de muerte sobre la calzada de la calle Juan Jaramillo, en medio de un tiroteo frente a una concurrida discoteca, escribí a las pocas horas un blog, informando y tratando de encontrar respuestas al estado de violencia social que nos hostiga.

Enseguida, empecé a recibir centenares de visitas de ávidos internautas, lo que persistió por varias semanas. Me llamó la atención la serie de comentarios de los lectores. La mayoría condenaba la repentina pérdida de la vida del joven empresario y criticaba la progresiva inseguridad que, por momentos, acorrala a los cuencanos.


Sin embargo, hubo también decenas de comentarios anónimos que, refugiados en su “NN”, atribuían a uno u otro de la autoría del crimen, lo cual amenazó en convertir a mi blog en escenario de diatribas y apostillas entre difamadores y difamados. Entendí entonces la importancia de moderar los comentarios, lo que me permite escoger las opiniones que se deben publicar.


Los rumores y versiones surgieron como lógica consecuencia de un acontecimiento que afectó a una conocida familia de Cuenca y a un círculo social y económico influyente. Aún ahora, a más de cinco meses de la tragedia, sigo recibiendo acotaciones a la nota posteada. La mayoría siguen siendo anónimas.


Este es, a manera de ejemplo, uno de los nuevos dilemas que deben resolver los blogueros: o actúan con seriedad, respeto y responsabilidad; o convierten a su weblog en pasto seco en el que arderán el honor, la privacidad y la intimidad de las personas.
Abrir un blog puede ser tomado por algunos como una aventura más de toda la novelería que ofrece la red a sus navegantes.

Escribir un diario contando los episodios de la vida puede estrellarse con la realidad de que muy pocos o nadie se interese de aquello. Luego vendrá el abandono como lógica consecuencia.
De lo señalado, nace la pregunta: ¿son los blogs de los periodistas una novedad efímera y vanidosa o, más bien, herramientas valiosas y hasta obligatorias para el intercambio de la información actual?

En Ecuador son muchos los periodistas que han abierto blogs. Andrés Carrión, Rubén Darío Buitrón, César Ricaurte, Ricardo Tello, entre otros. Su objetivo no es el de aumentar sus audiencias –tomando en cuenta la limitada penetración de internet en Ecuador-. Ellos esperan esa importante comunicación de regreso a través de las opiniones de quienes les leen; ese feedback tan necesario para mantener la empatía con sus receptores.


Por otro lado, esta nueva forma de periodismo alternativo brinda más libertad a los comunicadores para desarrollar sus especialidades. En mi caso, por ejemplo, el rock es una pasión que me acompaña desde la niñez y no había tenido la oportunidad de compartir mi afición con otras personas. Ahora, a través de mi página, creo que no hay nada más grato y satisfactorio que escribir sobre este género musical.


Es cierto que los blogs han democratizado la práctica del informador y comentarista. Pero no hay que olvidar que el comunicador, por sobre cualquier forma de expresarse, seguirá siendo buen periodista, más alla de las formas y las innovaciones.

La diferencia con el mal periodista viene señalada desde mucho antes, como una partida de nacimiento.

martes, febrero 26, 2008

Jeff, el ministro y los figuretis

Me llamó al teléfono en la mañana de este martes 26 de febrero durante la pausa publicitaria del noticiero de La Voz del Tomebamba. Me dijo: “Jorge, le habla Jefferson Pérez. Quiero agradecerle porque ustedes han sido el único medio de comunicación que ha reaccionado por lo que me dijo el ministro de Deportes”.
Jefferson dijo estar doblemente molesto. Aunque no quiso, pese a mi insistencia, referirse públicamente a la babosada del ministro de Deportes, Raúl Carrión, al hablar con descomedimiento del tricampeón mundial y Hombre Ilustre de Cuenca como “el señor sigue protestando por la eliminación del 5% del ICE... háganle saber al señor que sus pronunciamientos son estériles”.
Jeff me dijo que está dolido con el ministro. Pero, también está afligido porque ha pasado una semana de aquellas despreciables declaraciones de quien se cree “uno de los dueños del circo” del poder y ninguna autoridad ha reaccionado. “Para entregarme la presea de Ciudadano Más Ilustre de Cuenca estuvieron todos los representantes del Azuay, pero hasta ahora nadie se ha pronunciado”, se quejó.
En otras palabras, a menos de cinco meses de su participación en sus últimas olimpiadas en Beijing, el actual campéon mundial de los 20 kilómetros de la marcha, ha perdido la paz necesaria para afrontar semejante reto.
El ministro que dice que le ordena lo que debe hacer el presidente Correa le ha quitado ese cien por cien de concentración que esta hora demanda.La jerarquía, humildad y nobleza de Jeff son tan grandes que no le debería preocupar esta falta de respeto de quien no se merece ni siquiera una respuesta del campeón.
Los vanidosos y prepotentes son como los globos, mientras más suben más pequeños se ven.

viernes, febrero 22, 2008

Quejumbrosos, pero felices

Que los polìticos y la corrupción son lo peor que tenemos. Que nuestras carreteras están despedazadas. Que no alcanza la plata para vivir. Que no más impuestos. Que nos gusta la música sufridora. Que mi pareja no me entiende... Las quejas constantes nos hacen ver una aparente vida de miseria. Y, la verdad sea dicha, para los cuencanos parece ser todo lo contrario.

Un estudio realizado por Luis Pástor, colega profesor de la Universidad del Azuay, para la Consultora Advance, da como resultado que somos más felices de lo que pensábamos. 4 de cada 5 dice haberlo sido en el último mes. Y de estos, los que viven en pareja y están comprendidos entre los 36 y 55 años de edad son los que más gozan de la vida.

El dinero no es determinante para ser felices

La vida familiar es el factor que más alegría y bienestar da a los que viven en Cuenca (89 %). Le siguen la vida amorosa y la apariencia física. Por lo tanto, lo económico se convierte en un factor secundario a la hora de pasarla bien.

El sondeo también pregunta por los miedos. El mayor de ellos es la muerte de un familiar, seguido de la enfermedad o accidente de un familiar. Y las menos felices son las madres que trabajan. ¿La razón? La pérdida irrecuperable del tiempo para ver crecer a sus hijos no compensa con la retribución económica que recibe.

Con estos datos que arroja la investigación de Luis Pastor, a pocos cuencanos les interesará ingresar a la secta de los "Pare de sufrir".

La entrevista completa a Luis Pastor la puede escuchar haciendo clic aquí.

domingo, febrero 10, 2008

Las aventuras de Horatio Caine

Horatio Caine es, para casi todos, el personaje de la serie de televisión C.S.I. Miami. Para mi familia, en cambio, es un perro cobrador dorado -golden retriever-. Tiene apenas un año y tres meses y, pese a su belleza, agilidad y fuerza, sufre, a tan corta edad, una enfermedad incurable.

Horacio, como le decimos, tiene epilepsia idiopática. En términos comunes y sencillos, es epiléptico sin motivo aparente. Sus ataques se presentan cada dos semanas. A veces, son muy severos y largos (en noviembre de 2007 tuvo hasta diez en una hora). Pesa 80 libras y toma un coctel de 9 pastillas al día, entre fenobarbital y epamin. La medicación ha logrado alargar algo sus episodios de ataques.

Durante el último carnaval, lo llevamos a pasear en las playas del río Santa Bárbara en Sigsig. Para Horacio fue como el paraíso, como si siempre hubiese nadado en el agua. Disfrutó como nunca. Pasó empapado los tres días de fiestas y, al regreso a casa, se trajo de recuerdo unas cuantas pulgas de las perras del lugar.

La espectativa de vida de Horacio es corta, dicen los especialistas. Si usted sabe de un caso igual a este, le agradeceríamos mucho que nos cuente su experiencia. Mientras tanto le invitamos a ver el vídeo de nuestra mascota.

miércoles, febrero 06, 2008

Zombis carnavaleros

En estos meses, tres películas demuestran que Hollywood sigue apostando por argumentos predecibles sobre un descabellado mundo desolado, en el que queda un puñado de valientes frente a una plaga de millones de voraces muertos vivientes.

El final es siempre el mismo: la raza humana vencerá y, luego de dos cautivas horas en una sala oscura o en el cuarto de una casa, consumiendo bocadillos y bebidas súper endulzadas o edulcoradas, se cierra el círculo de entretenimiento y márquetin.

En “Soy Leyenda”, Will Smith deambula con una perra pastora alemana por una desolada Nueva York. Los zombis asoman apenas cae la noche. Son rápidos y algo inteligentes. En “28 semanas”, o la segunda parte de “28 días”, el escenario es Londres y los mutantes atacan a toda hora aunque son un poco más bobos que los anteriores. En “Resident Evil: Exterminio”, la sexy heroína Mila Jovovich se deshace de todo tipo de monstruos, desde muertos vivientes hasta enormes mutantes.

Nuestro juego de carnaval se parece a los argumentos de estas películas. En una casa todos están disfrutando una reunión familiar. De pronto se propaga el virus cuando un inocente jarro con agua, cual cuchillo helado, cae sobre la espalda de la primera víctima (o zombi). El desquite es el leit motiv para mojar (o contaminar) al prójimo. Con dos empapados (muertos vivientes) y los demás secos, el juego (la contaminación) se desencadena.

Los secos (seres humanos) tratan de mantenerse así. Corren por todos lados buscando esconderse de los carnavaleros (zombis). Unos se encierran en los cuartos o en los baños. Otros, en los vehículos; mientras los que quedaron afuera serán las víctimas del ataque con agua, maicena, dulce de higos y otras especies.

Los gritos histéricos se mezclan con las risas burlonas y luego del ataque, la víctima se transforma, como en las películas, en victimaria uniéndose a la masa de momias empapadas.

Los contaminados golpean las puertas para pillar a más inmolados que pasarán largas horas de encierro hasta que caiga la noche –al revés de “Soy Leyenda”-, momento en el que los zombis por obra de la vacuna del agotamiento y el frío, regresan a su estado de sensatez, lucidez y sensibilidad.

Y entonces, los sobrevivientes saldrán de sus guaridas para enterarse de las peripecias que sucedieron afuera, pensando que quizás el próximo año se sumen a la legión de felices zombis carnavaleros.