domingo, mayo 03, 2009

¿Por qué ganó Paúl Granda?

“Está perdido. Son ocho puntos de diferencia con Marcelo Cabrera”. La confesión provino del profesor universitario y encuestador de una firma que trabajó para la candidatura de Paúl Granda. Diez días antes de las elecciones sentenciaba los resultados para la elección de la alcaldía de Cuenca.


El “tracking” (300 encuestas diarias) de la encuestadora SP, Santiago Pérez marcaba también diferencias a favor del candidato a la reelección. Paúl Carrasco me mostró la pantalla de su Blackberry el lunes 20 de abril –seis días antes de las elecciones- los números de los estudios enviados por el encuestador del gobierno. Los datos decían que el 12 de abril la diferencia era de tres puntos a favor de Cabrera; el 15 de abril subía a cuatro puntos; y, el 18 de abril se ampliaba a cinco puntos (43% a 38%).


En resumen, una semana antes de las elecciones, todas las encuestas, incluidas las oficiales, le daban el triunfo a Marcelo Cabrera. ¿Qué pasó? ¿Por qué Paúl Granda sube casi al 50% en los últimos días?

1) El efecto Correa. El lunes 20 el candidato presidente cerró su campaña en Cuenca con una impresionante marcha. Las anteriores elecciones en Azuay (Asamblea Constituyente y referéndum) mostraron una importante subida de votos -12 puntos porcentuales-, pocas horas antes a favor de los candidatos de gobierno o del Si a la nueva Constitución. En esta ocasión pasó lo mismo. Granda sumó esos doce puntos y ganó la alcaldía de Cuenca.

2) El candidato del cambio. Paúl Granda, a sus 36 años, representa a una nueva generación que jubila a la otra que solo ofrecía que las cosas iban a seguir igual que antes. Su debut ante la sociedad fue en radio La Voz del Tomebamba como analista político de las elecciones de 2002. Luego fundó el movimiento Acuerdo Progresista con jóvenes profesionales y estudiantes de la Universidad del Azuay. Se alió en 2004 con Nueva Ciudad como candidato a la prefectura, quedando detrás de Paúl Carrasco, entonces su rival. En 2007, se convierte en el concejal más votado en las elecciones seccionales. En 2008, fue electo, gracias al apoyo del prefecto Carrasco, que consiguió el voto del concejal Joaquín Peña (exID y hoy del MED), en vicealcalde de la ciudad. Sus promesas de cinco mil viviendas y de un tranvía para solucionar el problema del tránsito en Cuenca fueron sus ganchos para los electores y serán sus grandes retos a cumplir.

3) El apoyo de Paúl Carrasco. El prefecto reelecto suma más votos que Correa en la provincia (67% frente a 63%). En los últimos días, las cuñas propagandísticas, cambiaron a mensajes de apoyo mutuo entre los dos candidatos. Además, toda la organización política del MED, movimiento político de Carrasco, se volcó a la zona rural del cantón Cuenca durante las dos últimas semanas de campaña, según Fernando Valencia, comunicador muy cercano al prefecto.

4) El voto de los jóvenes. Paúl Granda utilizó internet con eficiencia y sin competencia. Fue el único candidato que tenía su página en Facebook, la red social mundial, con miles de jóvenes cuencanos enganchados que visualizaron sus propuestas, los vídeos y fotos de su campaña.

5) La desastrosa campaña de Marcelo Cabrera. El ganador aprovechó de los groseros errores de los gurús de la campaña a la reelección. Triunfalismo exagerado. No debatir, “porque el que va adelante en las encuestas no debate”, fue bien aprovechado por los demás candidatos para desnudar las flaquezas de la administración de Cabrera en todos los foros y medios que organizaron estos encuentros. Luego, la promesa de “igualdad” fue asumida como que todos los problemas de la ciudad se iban a mantener. Y finalmente, el descuido de los electores de la zona rural, en donde estaban absolutamente seguros de un amplio triunfo.


El reto de Paúl Granda es enorme. Tiene cinco años para cambiar a la ciudad. Más de la mitad de los cuencanos le han firmado un cheque en blanco. Y la otra mitad será vigilante y crítica. Para cumplir sus promesas deberá rodearse de buenos profesionales, alejándose de aquellos que ya fueron rechazados hace cuatro años y que hoy se relamen por volver.

5 comentarios:

El mirón dijo...

Paúl amigo, ten mucho cuidado de tarquino. El mejor vicealcalde es el que te guarda las espaldas. En cinco años con ese señor, cualñquier leguleyada se inventara para destituirte. Ojo.

Pablo Ordóñez dijo...

Y DALE DALE DALE GRANDA DALE...

Ricardo Tello Carrión dijo...

Estimado doctor Piedra, estoy absolutamente en acuerdo con su análisis.
El dìa de las alecciones escuchè una entrevista a Marcelo Cabrera y en ella dijo trece veces "no se lo que me pregunta" cuando el entreviostador, Paùl Rodas le cuestionaba sobre informes de contralorìa y otras cosas.
Saludos.

Anónimo dijo...

Granda debe rodearse de gente nueva. Es verdad que debe ver a alguien que no le serruche el piso ni le pida cuotas a cada rato. En Acuerdo País ya le conocimos en campaña al ex-sínico. O si no, pregúntenle a Fernando Pauta qué opina.

pedro dijo...

vamos granda y vamos la nueva ciudad, que se interrumpió bruscamente en el 2005. un saludo.