viernes, noviembre 30, 2007

Historias comunes de buseros y chulíos

El bus aceleró el paso. Se colocó junto al pequeño auto conducido por la valiente señora que momentos antes había reclamado por la maniobra violenta y agresiva en el redondel del monumento a José Peralta. El chulío ramplón se asomó a la puerta delantera del armatoste con ruedas y lanzó con fuerza un puñado de monedas contra el carro.

El efecto amedrentador a la señora a más de la destrucción en la pintura del vehiculo se suma a la socarronería con la que se solazaron el busero y su secuaz ayudante. La historia se repite todos los días en las calles y avenidas cuencanas.

Aquí está otro testimonio presentado en la edición del viernes 30 de noviembre en Diario El Comercio:

‘Hasta el sábado pasado, podía decir que en mis 41 años nunca había tenido graves problemas con otros conductores en las vías. Soy comunicador social y por mi especialización en derecho internacional y uso progresivo de la fuerza tuve la oportunidad de trabajar con policías de varios países. Pero eso de nada sirvió al enfrentarme a la ira de un conductor.

Eran las 11:45 del sábado pasado, cuando transitaba por la av. Naciones Unidas, al norte. Me iba a encontrar con un amigo para negociar un ‘software’ aplicable a un negocio de motos acuáticas que tengo en Esmeraldas.

De repente, cuando me encontraba a la altura de la av. Naciones Unidas y Japón, me llamó la atención la presencia de un bus de la Cooperativa Transporsel que venía en sentido oriente-occidente, zigzagueando de un carril a otro.

Cuando el bus me rebasó, yo aproveché para bajar el vidrio de mi auto (un Hyundai Tucson de color crema) y llamar la atención del ayudante. “No seas tonto, vas a matar a alguien. Vuelve a tu carril o llamo a la Policía”, le amenacé. El chofer y el ayudante se rieron.

20 metros más adelante nos volvimos a encontrar. Volví a advertirles que iba a llamar a la Policía. El chofer no esperó nada para lanzar su bus contra mi carro. Eso me obligó a maniobrar.

Cuando me estabilicé, aceleré un poco y me crucé al frente del bus para impedirle el paso. Entonces, marqué por mi celular al 101.

Siempre me indignó la actitud de la gente que decía que no hay que meterse con los ‘buseros’, porque son muy agresivos.

Mientras pensaba en eso sentí que azotaron mi mano. El celular cayó el piso y un puño se estampó en mi cara. Era el ayudante del chofer. Yo me moví al asiento del copiloto y respondí con patadas.

Luego me bajé del carro pensando que me enfrentaría a él de hombre a hombre. Él lanzó el primer golpe, pero yo no pude responderle porque el chofer me hizo una llave en la pierna y caí al pavimento. Luego me patearon en el piso. Yo solo intenté protegerme el rostro.

Luego sacaron un machete. Yo me quedé inmóvil, pero la gente que caminaba en los alrededores se alarmó y llegó para auxiliarme. Yo calculo que fueron cerca de 100 personas. Los agresores se asustaron y se metieron al bus. La muchedumbre ejerció presión y abrió la puerta. Gritaban que por eso era necesaria la Ley de Tránsito y hubo hasta quienes pidieron gasolina para quemar al bus.

A uno de los agresores le sacaron los pantalones y a otro le pegaron.

Una mujer policía intentaba frenar las agresiones, pero era una contra 100. Minutos después, llegó un vehículo misterioso, sin placas; su conductor dijo que era un teniente de la Policía Judicial (PJ). Yo le pedí que se identificara, pero como no quiso me negué a entregarle a los agresores.

El chofer y el ayudante aprovecharon el desorden para deshacerse del machete. Según uno de los testigos, entregaron el arma a un vendedor ambulante.

Luego, cuando llegó un patrullero e hizo las indagaciones, me di cuenta que los USD 200 que llevaba para comprar el ‘software’ ya no estaban en mi bolsillo, los perdí en medio de la agresión que me propinaban ambos.

La reacción de la gente me impresionó una vez más cuando pedí testigos para rendir declaraciones en la Fiscalía. Cinco personas acudieron voluntariamente.

Con la mano rota acudí a rendir mi versión de los hechos , pero me llevé una sorpresa cuando llegué a las instalaciones de la PJ y salió el Fiscal para atendernos en el pasillo. Me preguntó lo que pasó, pero no recogió las versiones de los testigos ni les pidió sus números de cédula, nada. Tampoco ordenó un examen médico legal para mí.

Los implicados decían que yo les agredí, que robé un celular, que les quité las llaves del carro y que robé USD 150 de la caja.

El Fiscal preguntó por el machete, pero además de las declaraciones yo no tenía pruebas para demostrarle que el arma existió.

Después de seis horas mi mano estaba morada y muy hinchada. Entonces di por terminados los trámites y fui a la clínica Pasteur. Por la agresión del chofer y su ayudante debí operarme, a las 20:30. Dos horas después tenía un clavo sujetando mis dedos.

Pese a las declaraciones, Joffre C. y José L. (chofer y ayudante) fueron acusados de infracción por provocar lesiones y su pena fue de seis días de prisión. No estoy de acuerdo con el castigo. Ellos debían ser sancionados por intento de asesinato y no solo por agredirme, pero así es la justicia’.

12 comentarios:

Ricardo Tello Carrión dijo...

Realmente me he quedado sin palabras por tan brutal agresión.
Pero por más que me pese, debo admitir que "son cosas de este país".
Mi solidaridad le presento luego de haber iniciado hace 48 horas un viaje que aún no termina: estoy en un hotel del centro de Guayaquil a donde nos han traido a medianoche luego de arribar a las 19:30 al aeropuerto.
Cerca de 300 personas están en la misma situación. Y pese a todo esto nadie es capaz de decirnos si vamos a no a volar mañana a Quito, el ansiado destino final.
No es justo, pero realmente hay que admitirlo, esta pequeña historia y la que usted nos comparte, son cosas que deintifican a la gente de nuestro país.
Saludos.

Paúl Eduardo A. dijo...

Son desalentador los testimonios que acabo de leer, realmente las leyes con respecto a las infracciones de trafico como para las agresiones provocadas por este motivo son penadas con sanciones insignificantes, lo que en consecuencia termina tan solo como una llamada de atención desapercibida, sin olvidar las posibles represalias de los agresores, este tipo de vandalismo como tantos otros son motivo de aplausos dentro de la mediocridad de estos círculos de la sociedad, en la mayoría de países del mundo esto significaría una buena temporada en prisión, una fuerte multa y la retirada del permiso de conducir, ya que pone en riesgo la seguridad de la vía publica, esto es consecuencia del sistema inerte que tiene la legislación ecuatoriana acompañado del poco sentido de la urbanidad de la sociedad, es un problema social como los muchos que tenemos en el país, que sin una concientización general seguiremos hundidos en el barro en el que nos encontramos internamente como la imagen negativa que ofrecemos al resto del mundo.

Anónimo dijo...

QUE PENA QUE ESTE TIPO DE COSAS SIGAN PASANDO EN NUESTRO PAIS ES UNA VERGUENZA, SAVER QUE TODAVIA NO TENGAMOS UNAS LEYES CONCRETAS, QUE DEVERIA SER MODULADA DESDE LA RAIZ EMPEZANDO DESDE LA SENALISACION DE TRANSITO HASTA ESTOS JUECES INEPTOS Y CORRUPTOS Y ESTOS POLICIAS QUE SE DEJAN SOBORNAR CON UN DOLLAR O DOS Y DEJAR PASAR POR ALTO UN INTENTO DE ASESINATO QUE DEVERIA SER CASTIGADO CON TODO EL RIGOR DE LA LEY MIENTRAS TODO ESTO NO CAMBIE NO VOLVERE A MI PAIS QUE PENA QUE TENGA QUE SER UNO ECUATORIANO MAS QUE HUYE DE LA VIOLENCIA Y LA INJUSTICIA QUE ESTA TODAVIA EN LA EDAD DE PIEDRA: UN AMERICANO ME PREGUNTO UN DIA DE DONDE TU ERES? YO LE CONTESTE CON TODO ORGULLO !SOY ECUATORIANO!. Y EL ME CONTESTO !OH!INCIVILAZED PEOPLE? ME PUSE HASTA ROJO DEL CORAJE>>>>...

henryoq dijo...

HENRY OQ

MUY TRISTE LO QUE ACABO DE LEER NO PUEDE SER QUE EN MI PAIS SE SIGA PERMITIENDO ESTE TIPO DE ABUSOS DEBERIAN PONER NUEVAS LEYER DE ITO PARA LOS BUSES EN CUENCA PORQUE EN VERDAD ES UN PELIGRO.
YO VIVO EN EEUU Y CADA VEZ QUE VOY A CUENCA DE VACACIONES TENGO TERROR DE CONDUCIR EN CUENCA PIENSO QUE LAS LEYES DE TRANSITO SON MUY MALAS.
ME DA PENA DECIR ESTO POR ESO ESTAMOS COMO ESTAMOS POR NO CUMPLIR LAS LEYES AUNQUE NO SON MUY MALAS DEBERIAN SER MAS SEBERAS PARA QUE ENGAN MIEDO Y NO LO VUELVAN HACER.

Anónimo dijo...

El tener una licencia, permios, carnet como quiera llamrsele para conducir es un PRIVILEGIO no un derecho como la gente cree. Luego para alcanzar ese privilegio, debemos de tener un cuepro legal que exprese en terminos reales las leyes amparan este importantisimo y urgente tema en nuestro pais.

Luego en base a la mayoria de edad, y despues deestudiar para poder rendir examenes, obtener el documento que nos acredite como individuos aptos para poder conducir.

Anónimo dijo...

Jorge,
Leo muy seguido tu blog y me parece necesario que alguien empieze una verdadera lucha ciudadana por el respeto, la dignidad y la vida que todos ponemos en riesgo cada vez que manejamos por nuestras calles.
Que tiene en la cabeza el presidente Correa al vetar la ley de transito? Que tenia en la mente el Corcho y tantos otros alcaldes que lo unico que han hecho es autentificar y seder ante las ambiciones de los buseros?
Yo me pregunto, por que nuestro pais, nuestra ciudad, no se da cuenta que los que les hacemos millonarios a estos Buseros BOLSONES somos nostros los usuarios, lo minimo que debemos exigir es respeto, dignidad y un buen servicio!!!
Por favor, hagamos algo antes que mas vidas paguen los abusos de esta gente. O por ultimo, que paguen las autoridades las penas, ya que no hacen nada, ni han hecho nada, ademas de beber y comer cada vez que les invitan al sindicato de choferes para pactar votos para las proximas elecciones... Ahi si se les olvida el socialismo del siglo XXI, las clases sociales, o los millonarios pelucones.

CRCO dijo...

Lamentablemente en nuestro pais, las leyes de transito son muy frágiles, y más que todo nuestras autoridades de transito son personas que acyuan solo de acuerdo a conveniencia, es el unico pais donde en el consejo de transito que es regulador de este tipo de problematica, hay involucrados en el consejo directivo, personas de la "clase del volante", que a mi punto de vista, por su actuar no son mas que unos mal educados, caprichosos que piensan que solo a las malas consiguen todo.
Desde que se anuncia que va a haber reformas a la ley de transito (ellos ya anuncian las paralizaciones), hasta cuando se les reclama alguna contrvención realizada por ellos o se les reclama por alguna mala actitud o maniobra (ahi aparecen tanto CHULIO como "CHOFER" con los golpes) al parecer se le enseño a ellos a esa manera de solo a punta de garrote para que puedan asimilar algo en su pequeña cabeza.
Tenemos que empezar a exigir a nuestras autoridades que antes de dar las licencias a los "profesionales del volante" asi como deben conocer las leyes de transito, tambien se le debe capacitar y evaluar en relaciones Intrapersonales y trato al consumidor, por que hay algunos de estos señores que se merecen una caceria como la de las brujas y solo se solucionaria con la hoguera.
CRCO.

Anónimo dijo...

Despues no se enojen senores Buseros cuando practiquemos el tan famoso: MATE UN BUSERO Y RECLAME UN YO-YO

Anónimo dijo...

Además de todo aquello que han comentado que estoy muy de acuerdo incluso ya cuando uno tiene un encontron de tercer o cuarto tipo con estos mamarrachos si piensa en el matar un busero y reclamar un yoyo, hasta gratis sin reclamar nada.
A nuestro amigo de Quito que pena lo que le sucedio pero gracias a Dios tubo respaldo y asi no llegaron a agredirle mas, y debe dar gracias a Dios que no paso los derechos humanos, por que alli posiblemente le daba la razon al busero y a el ademas de la golpiza lo hubiesen enviado a la carcel por "agredir brutalmente al busero y chulio por impedir que trabajen honrada y decemtemente"

insecto dijo...

La verdad es que yo no entiendo que tene que ver una cosa con la otra,por el hecho de que haya sido un chofer y un ayudante los que agredieron a este caballero;no quiere decir que todos sean iguales,ni tampoco que tengan que utilizar este tipo de dichos populares en contra de los basureros.
El trabajo de basurero es honorable como todos los trabajos que existen,por que desempeñan un papel importante en todas las sociedades de el mundo,y me parece que las personas que han escrito este tipo de dichos en contra de los basureros,no tienen ni la mitad de educación que puede tener alguna de las personas de este gremio,tambien pienso que para dar un comentario hay que dar razones con fundamento,y no solo intentar denigrar a un colectivo que lo unico que hacen es tener limlpia las ciudades.
Dicho esto entiendo por logica directa que estas personas no tendran ningun familiar "basuero",ni yo tampoco;pero tienen que entender que el hecho de pensar de esta manera,y utilizar este tipo de dichos denigrantes,es lo que nos tiene atrasados y por esa razon y por desgracia existen conductores que deshaogan esa ignorancia de esta manera,por favor para cambiar este tipo de actitudes tenemos que cambiar primero nosotros,me despido con un gran saludo y abrazo desde la distancia para las personas que nos limpan las calles y que gracias a ellos podemos vivir saludables y a ver si pueden "limpiar" este tipo de comentarios que no hacen mas que demostrar lo prejuiciosos que somos y para el agredido una pronta y feliz recuperacion,gracias Señor Piedra

Anónimo dijo...

Realmente harta solidaridad con este tan feo altercado; a la vez aprovechar este medio unicamente para reiterar que en nuestro país para que deje de pasar esas cosas...se debe cambiar completamente el nivel de educación, tanto para los mismos profesores, disque autoridades (chapas corruptos, norteños ignorantes que ni siquiera pueden hablar bien....peor tratar a la gente), jóvenes, etc......todo se mueve en torno al medio y el nivel de educación.......si seguimos ignorantes.....estas cosas volverán a pasar con mas frecuencia; por que.....que se puede pedir a un burro tras el volante....o a un animal.....con uniforme.........nada..!!..que minimo ni la escuela hayan terminado...!!

javiermc

Anónimo dijo...

Que tristeza da oir dia dia situaciones como estas, nuestro pueblo ecuatoriano esta lleno de personas incultas y corruptas. Soy un joven profesional, tengo una hermosa familia y un trabajo bien renumerado que me ha permitido adquirir mi casa y mis vehiculos; siempre he pensado en trabajar y luchar en mi pais pero cada vez la situacion es peor: corrupcion, delincuencia, etc. He viajado solo por turismo a paises como USA/CANADA/ESPANA y me ha fascinado la cultura y orden que rigen por esos paises; ahora por cuestiones de negocios viajo mas seguido y me he podido dar cuenta de todos los beneficios que brinda esos paises hacia el sector social. He tenido varias propuestas de trabajo profesional en otros paises, pero nunca he querido irme de mi pais, sobre todo por el ambiente familiar que brinda Ecuador, pero lamentablemente en este pais parece que las cosas no tienen solucion y cada dia veo mas cerca mi decision de irme del Pais con mi familia. Es lamentable decir esto pero ya no me gusta vivir en Ecuador...