lunes, mayo 07, 2007

El karma de los azuayos

Una especie de penitencia vivimos los habitantes del austro ecuatoriano cuando debemos viajar por tierra. Y es que los australes nos jugamos la vida porque, o nos toca una angosta y serpenteada trocha con precipicios que hacen encomendarnos a Dios y contener la respiración; o, sorteamos a cinco kilómetros por hora, en medio de una cegada neblina, los miles de baches, durante horas y horas; o, delincuentes nos asaltan en medio de vía; o, en el peor de los casos, todas las calamidades a la vez.

Días atrás, la Cámara de la Construcción de Cuenca había criticado las ofertas en palabra y las buenas intenciones en papel, que dejó el gobierno, para salir del apuro, en plena celebración de los 450 años de fundación española de Cuenca.

En la realidad, las obras inmediatas a realizarse este año serán el tramo Chicti-Sevilla de Oro en la vía Paute-Méndez y el desvío de Nulti en la Cuenca-Azogues. Ambas labores estaban presupuestadas desde el año anterior. Y por ahora, pare de contar.

¿Y todas las demás carreteras?

Cuenca-Molleturo-Puerto Inca: Tiene tramos destruidos, en especial desde Molleturo hacia la costa. Además el invierno intenso ha acelerado su deterioro. Los estudios para su nueva traza y reconstrucción serán contratados en este año. En otras palabras, esta vía clave para los azuayos, está verde todavía.

Cuenca-Pasaje: La reconstrucción del tramo entre Narancay y Lentag se ha tardado por los incumplimientos de cancelación de facturas y hoy está abandonada. El otro tramo, Lentag-San Francisco, está en lista de espera. Además, se deben cinco millones de dólares a los contratistas y su reconstrucción cuesta quince millones. Hasta ahora, estamos ya en mayo, no pasa nada, todo sigue igual o peor.

Cuenca-Loja: El tramo Cumbe-La Jarata es un desastre completo. La foto publicada en El Mercurio del sábado 5 de mayo lo dice todo. La empresa privada Caminos, cuencana para más señas, le ha quedado pésimo a su provincia. Caso igual sucede con el tramo La Jarata-Oña a cargo de Concretos y Prefabricados. El Ministerio de Obras Públicas (MOP) propone un arreglo con las constructoras incumplidas para luego entregarle estos tramos al Cuerpo de Ingenieros del Ejército. O sea, un cuento de nunca acabar.

Cuenca-Azogues-Cochancay: La vía rápida Cuenca-Azogues tiene financiado el crítico paso por Nulti, pero va tan lento que da la idea que será la única obra del MOP en esta carretera. Hay atrasos en pagos por seis millones de dólares y faltan nueve millones más para su terminación. Asimismo, los derrumbes constantes y abandonados, hundimientos, baches y falta de señalización a lo largo de este tramo de alta velocidad, nos dicen todo. De otro lado, está pendiente la reconstrucción del tramo Zhud-Cochancay. El consejero provincial Marcelo Sánchez ha cuestionado los compromisos verbales que, por ahora, han resultado ser palabras que se las lleva el viento. El lobby está enterito en Quito.

Las vías al oriente siguen siendo una vergüenza y un mito para los ecuatorianos. Y ni hablemos de las carreteras secundarias. El anillo vial, reparado al apuro en los tiempos de La Josefina, casi ha desaparecido, llegando a la desvergüenza de adjudicarse mutuas responsabilidades el MOP y el Gobierno Provincial del Azuay.

Quejarse de la vialidad en el austro ecuatoriano ha llegado al colmo del agotamiento. Escuchar las lamentaciones es como oír llover. Cambiar los resortes, amortiguadores, frenos y más repuestos es parte del trance de viajar por nuestras carreteras.

Es la misma historia de siempre. Pasan los gobiernos. Pasan los ministros cuencanos. Pasan nuestras autoridades. El abandono y destrucción de las carreteras permanecen por décadas. El maleficio de una vialidad se reduce a, más o menos esto: mientras el tramo 1 está en aceptables condiciones; el tramo 2 está destrozado en proceso de contratación, o sea, en veremos; y, el tramo 3 lo están reparando lentamente y con retrasos en los pagos o con el irresponsable incumplimiento de las empresas contratistas.

¿Hasta cuándo?

2 comentarios:

Have_ier dijo...

¿Hasta cuando? es lo que nos preguntamos todos los cuencanos, Dr. Piedra.
Solamente hagamos un breve repaso de quienes han sido Ministros de Obras Públicas del Ecuador y oriundos de nuestra querida Cuenca.

1º) Juan Neira Carrasco, ministro inefable del gobierno de mi Dr. Borja, y ahora para más señas el inefable (otra vez) Gerente de la Empresa Metropolitana de Alcantarillado y Agua Potable de Quito, que tal no como se ubico y cuando ministro no realizo nada por nuestra provincia.

2º) Raúl Carrasco Zamora, también ministro de mi Dr. Borja, primo hermano del anterior, ahora retirado de la vida activa, pero que cuando me pregunto que hizo por la provincia, pues me respondo que nada, nada y nada, como los peces.

3º) Homero Torres Andrade, otro ministro cuencano del gobierno nefasto de Fabián Alarcón Rivera (a) Fabiolo, que si mal no recuerdo lo único bueno que realizo fue construir aquellos muros enormes que existen en el Km 78 de vía Cuenca-Molleturo-Naranjal, pero que fueron ejecutados una vez que ya no estuvo en el ministerio en mención, no pienso mal pero como dicen los europeos, algo huele mal en Dinamarca cuando hacen relación a hechos no tan transparentes.

4º) Hubo otro ministro en el nefasto gobierno de Lucio "Quico" Gutiérrez, se llamaba... Jorge Pinos y creo que era militar o algo así, pero bueno como hablaba una sarta de sandeces y una muy polémica sobre exigir coimas para construir 1 Km más de vía en el oriente, creo que fue renunciado, y de hecho por Cuenca ni fu ni fa.

5º) El inefable Derlis Palacios Guerrero y su amigo del alma Luis Cabrera Alvarez, que formaron el Dúo Dinámico dentro del Ministerio de Obras Públicas (por algo será), los comentarios serios y no serios se hablaba que iba a ser un superministro... pero no sé en que gobierno, si fue superministro en el gobierno de Palucio o irá a ser ahora en el de Correa. Pues también vinculado a Homero Torres Andrade en el malhadado y vilipendiado Consorcio Yanuncay, bueno ese es otro asunto. Pero de que también Derlis Palacios y Cía no ejecutaron nada por el Azuay es un hecho. También ha sido nada, nada y nada para la provincia.

He ahí el ejemplo de Don Trajano Andrade Viteri (http://www.mop.gov.ec/) que por cosas del destino también tuvo su relación con los ministros Neira y Carrasco en aquellos tiempos del gobierno de la ID, pero que ahora ha hecho respetar su puesto y está destinando la mayor cantidad de recursos del ministerio para recuperar la destruida vialidad de su provincia, y de hecho que se merece un aplauso, no así nuestros queridos coterráneos que no hicieron nada y estamos a fojas cero como dicen los abogados.

Para colmo una compañía cuencana CONSTRUCTORA DE CAMINOS, ha incumplido con la provincia y que por lo que se conoce se la estará tratando de ayudar para que no quede como CONTRATISTA INCUMPLIDO, pues que podemos esperar de quienes aún naciendo en esta bella tierra o habiendo ya hecho una vida aquí se porten tan mal con esta tierra generosa y afectuosa.

Y como remate, ahora recién la Cámara de Construcción de Cuenca se pronuncia respecto al tema cuando durante todo este trajinar de ministros no ha dicho esta boca es mía. Esperemos que los reclamos que hacen los directivos sean escuchados, o será que buscan protagonismo para llegar a un puesto burocrático, sino a las pruebas nos remitimos en el futuro.

Anónimo dijo...

Lamentable situacion, pero eso nos sucede por depender de un gobierno central que a la final lo unico que les interesa son las carreteras del Norte "viejo".

Nunca vamos tener carreteras de primer orden, primero porque nuestra topografia exije trabajos de ingenieria y diseno que no creo seamos capaces de desarrollar y luego porque todas estas empresitas de construccion se quedarian sin trabajo....finalmente despues de unos cuantos anos se termina tal o cual via, y a los pocos meses hay que empezar a repararla, e ahi el negocio!.