miércoles, mayo 30, 2007

La penitencia de la altura

A propósito de la reacción vehemente de los países andinos ante el decreto de la todopoderosa FIFA de vetar los estadios ubicados en ciudades a más de 2.500 metros sobre el nivel del mar, cabe preguntarse ¿cuál es la altitud exacta de Cuenca?

Frente al redondo número del 2.500, algunos se han puesto a pensar que si Quito queda prohibida, una buena opción es la capital azuaya. Aunque los dígitos de nuestra estatura geográfica no cuadran. Veamos por qué:

La lección de geografía en la escuela obligaba a aprender de memoria nombres y datos. Así, se nos había grabado aquella cifra de 2.460 metros como la elevación de nuestra ciudad sobre el océano.

En la página de la Municipalidad, se dice que la altura de Cuenca varía entre los 2.350 y los 2.550. Hay otras direcciones, sobre todo de difusión turística, que ubican a Cuenca entre los 2.000 y 2.800 metros. Para Wikipedia estamos a 2.550 metros. Según el mapa virtual Google Earth, Cuenca está a 2.558 metros sobre el nivel del mar en la latitud:-02 53873 y en la longitud:-079 00095.

Una medición reportada por el portal Cuencanos.com con un medidor GPS Magellan Explorist 210 señala que el estadio de nuestra ciudad está a 2.538 metros a nivel de la puerta principal, con un margen de error de 14 metros. El parque Calderón está a 2.557 (con un posible yerro de tres metros).

Ante el edicto de la opulenta FIFA, este martes 29 de mayo, dirigentes de la Asociación de Fútbol del Azuay, AFA, con un dispositivo satelital en sus manos, midieron 2.490 metros en el estadio.

Volvemos a la pregunta inicial: ¿cuál es la altitud de Cuenca? ¿Un poquito menos de 2.500 metros o un poquito más? Hay que reconocer que la sentencia es hacia las ciudades y no contra los estadios. Si es así, nos llegará la excomunión de la FIFA también a nosotros.

Entonces, por más que el Deportivo Cuenca clasifique a la Copa Sudamericana, Copa Libertadores o Recopa; o, que Ecuador sea designado país organizador de un campeonato de selecciones como la Copa América, en la capital azuaya no podría jugarse más eventos internacionales.

En una de las paredes externas del estadio Hernando Siles de La Paz (3.672 metros) se puede leer la siguiente frase: "Yo nací entre las montañas. Mi pueblo en Suiza está frente a los cerros más altos de Europa. Por eso la altura no me da miedo." El autor de este pensamiento es Joseph Blatter, el boss de la FIFA. Lo dijo el 10 de febrero de 2.000. Es el mismo hombre que hace pocos días se traicionó a si mismo y a millones de sudamericanos.

3 comentarios:

Have_ier dijo...

Así como entre el pueblo se dice que "El buen gallo canta en cualquier gallinero", así mismo el futbolista que es bueno de verdad debe saber jugar en cualquier lado y ser bueno en cualquier cancha, ojo y esto lo digo no solo porque nos quieran vetar el jugar en la altura, sino que los jugadores de las grandes potencias futbolísticas de Sudamérica como son Argentina y Brasil dejen de ser aniñados y demuestren que son realmente buenos.

Lo importante es que la calidad tiene que imponerse al final -aunque a veces como ya sabemos que los ungidos, argentinos y brasileños siempre les dan una manito, por eso del negocio en que no es igual un mundial con selecciones de poco desarrollo que con la presencia de las potencias en mención-, y hay que dejar de quejarse porque eso de ir a jugar a terrenos hostiles es parte de la profesión de futbolistas y ellos lo saben de antemano, aún antes de ser profesionales.

Los jugadores de antes no se quejaban de jugar en la altura o en el llano, simplemente se limitaban a mostrar su fútbol y hacer todo lo posible y hasta lo imposible por ganar, y así salían partidos que quedaban guardados en la retina del espectador por siempre.

La mayoría de futbolistas de ahora son aniñados, entrenan, se dan sus escapaditas, pero juegan una desgracia, y para colmo ya no quieren jugar en la altura...

Si no les gusta jugar en canchas que ellos consideran díficiles, mejor dediquense a otra profesión - como ser modelos, vender perfumes o que se yo-, porque siempre el rival buscará sacar ventaja de su localía, o no es lo mismo que hacen ellos en sus estadios cuando las barras y los mismos jugadores les tratan de "ahuevar" al equipo contrario para que tenga un pobre desempeño.

Josefo Blatter dijo...

"Yo nací entre las montañas. Mi pueblo en Suiza está frente a los cerros más altos de Europa. Por eso la altura no me da miedo."

Anónimo dijo...

Estimados hermanos ecuatorianos:
--------------------------------

Les escribo desde Uruguay para hacerles llegar mi opinio'n de que jugando en la altura NO SIEMPRE SE PERJUDICA a los poderosos como Brasil o Argentina. Tal vez ustedes disfruten de hacerles pasar un mal rato, pero al final ellos son suficientemente poderosos como para clasificar igual a pesar de la altura. Y los perjudicados terminan siendo los ma's de'biles.

Voy a explicarme con un ejemplo que ocurrio' en la Copa Libertadores del 2004.
Los equipos eran:
SAO CAETANO DE BRASIL
AMERICA DE MEXICO
PEÑAROL DE MONTEVIDEO
BOLIVAR DE LA PAZ

* PEÑAROL no pudo doblegar al Sao Caetano de local, pero AMERICA si' lo pudo vencer gracias a los 2400 metros de altura del distrito Federal de Me'xico (que dicho sea de paso, esta' justito por debajo del li'mite que quiere imponer la FIFA. Ecuador no puede jugar en Quito, y el AMERICA con sus estrellas millonarias si' puede jugar en su altura...).
* AMERICA tambie'n derroto' a Peñarol en su ciudad, porque en Uruguay no tenemos altura y nuestros jugadores no esta'n acostumbrados a la falta de oxi'geno. Nos afecta la ma's leve falta de oxi'geno, incluso la de 2400 metros.
* AMERICA no perdio' en la altura de La Paz, gracias al entrenamiento previo que tienen por jugar a 2400 metros. Para los mexicanos, subir a La Paz es subir desde 2400m a 3600m. Para los uruguayos, es subir desde 0m hasta 3600m. Eso influyo' en que Peñarol perdiera y Ame'rica no.

Saben co'mo termino' aquella serie?
Clasificaron los poderosos:
Sao Caetano de Brasil
AMERICA de Me'xico.

El equipo boliviano, a pesar jugar en la altura, no pudo clasificar. Pero indirectamente perjudico' a un tercero que en aquel caso fue un equipo uruguayo, aunque tambie'n podri'a haber sido paraguayo, chileno, peruano o venezolano.

Aclaro que no tengo nada en contra de ningu'n hermano latinoamericano, so'lo expreso mi desacuerdo con que algunos saquen ventaja deportiva de ciertas situaciones extra-deportivas.

Los saludo con un abrazo grande desde el sur y les deseo lo mejor,
DIEGO (MONTEVIDEO, URUGUAY).