miércoles, abril 25, 2007

Censuras en la ciudad patrimonio

Esta es la fotografía del artista Santiago Reyes, ecuatoriano que reside en París y que presenta su obra en la novena Bienal de Cuenca. La censura le cayó desde la Municipalidad, bajo el argumento de que es “sexista”.

En una sociedad tan pacata como la nuestra, esta foto que iba a exhibirse en una valla callejera que la verían miles de personas, de todo nivel de educación, edad o creencia, ahora solo podrá verse en una galería entre cuatro paredes.

De censuras y autocensuras hemos tenido en Cuenca verdaderas perlas cultivadas y casos polémicos. Pasando por los finales de los años ochenta cuando se prohibió la exhibición de la película “La Última Tentación de Cristo” de Franco Zefirelli, porque puso los pelos de punta a los curuchupas más ortodoxos; a la disparatada veda de “Guantanemera” por parte de una incompetente y, por suerte desaparecida, Junta Calificadora de Espectáculos Públicos, bajo el pueril argumento de que en la cinta “nunca se escucha la canción que le da título”; o la muestra plástica del quiteño Wilson Pacha, hace pocos años en la Casa de la Cultura, en donde exhibió, entre otros cuadros, escenas de bestialismo (un hombre violando a un gallo, por ejemplo).

Se trató de lanzar una bomba y hacerla explotar en esta sociedad cerrada, dijo entonces un crítico de arte al referirse a la polémica de Pacha. Es cierto, la bomba explotó. Pacha se hizo famoso por el escándalo y no precisamente por la calidad artística de su muestra.

No olvidemos la valla publicitaria de "Estampida en Pelotas", el programa deportivos de Súper 9’49, a finales de 2004 y que se ubicó frente al Supermercado Patricia, la misma que generó comentarios de todo tipo cuando apareció una foto de los cuatro conductores del programa desnudos y tapados sus genitales con pelotas de fútbol. Ahí se aplicó la autocensura.

Volviendo a la nueva controversia, y es que no puede haber Bienal sin polémica, como tampoco un carnaval sin indigestión gástrica, las preguntas que nos hacemos son: ¿Tiene el Municipio competencia para convertirse en censor del arte? ¿Existe una intención de Santiago Reyes de escandalizar a los mojigatos cuencanos?

Talvez como opina un amigo concejal, si se exhibía a dos borrachos comiendo cuy y pegando a sus esposas, no problem con la censura municipal.

Y usted ¿qué opina?

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Jorge...que bueno poder encontrarte a traves de tu Blog...increible que seamos capaces de organizar un evento cultural de las caracteristicas de la Bienal y por otro lado que tengamos que limitar la expresion de las obras. No me considero un puritano, no lo soy, pero si creo que ciertas expresiones del arte deben estar en los museos que son los espacios en donde el arte no tiene limites mas que las 4 paredes que tu mencionas. No debemos de confundir especialmente a menores de edad que no tienen un concepto claro del tema o mensaje. Igual cuando tu mencionas de las "jabas de trago" bajando libremente por la puerta que se abre "hacia adentro" del estadio...eso lo ven ninos y esta mal, y no necesariamente el alcohol hay que prohibirlo, pero si controlarlo, especialmente la venta libre a menores de edad como ocurre en nuestro pais.

Anónimo dijo...

Hola a todos yo pienso que en cuenca tenemos una forma de pensar y no todos tenemos la mismo forma de pensar o actuar , hay que recordar que hay detras nuestro una generacion que nos sigue y los mensajes que algunos piensan que son arte otros pensamos que que es un atentado contra lo que pensamos en esta ciudad tengo 27 anos y en mi generacion nos parecian payasos todos esos aquienes llaman ahora artistas , o artistas de television haciendo de esos programas televisivos una total mariconada y llena de mujeres asquerosas que en su mayoria son gente sin valores .
para terminar si quieren ser maricas haganlo pero en supropio espacio y no les handen metiendo eso a nuestros hijos y generaciones venideras y si tanto les molesta las prohibiciones en esta ciudad nadie les a puesto candador largense o hagan lo que quieran pero sus cuatro paredes
gracias

MJ dijo...

Lo triste de la Homofobia no es el hecho de ser una persona intolerante, sino que refleja de muchas maneras la falta de una educacion real, y no me refiero a una educacion profesional sino a una mas humana, si bien quienes censuraron lo obra desde mi punto de vista no tienen ninguna base real para hacerlo, pordrían tener un interesante punto de vista, que es que no podemos obligar a los cuencanos y cuencanas a ver lo que no quieren, ya que para ello existen espacios, por otro lado la polemica esta dada, Cuenca posee un gran numero de hombres y mujeres homosexuales, que merecen ademas de respeto espacios de libre expresión, seamos tolerantes, no caigamos en creernos dueños de la verdad, de la "moral" y de las buenas costumbres.

¿cuán homofobica es Cuenca?

sofia dijo...

yo como toda una quiteña ingenua puedo decirls que hace una semana que fui a Cuenca pude ver unos afiches en las calles que decían "CUENCA ES JOVEN", con 450 años de independecia y 450 años de conservadurismo colonial.
Si el arte llega a plantear temas controversiales y estos son censurados por unos cuantos señores que no quieren abrir los ojos a la realidad del mundo que se vive día a día entre homosexuales, bisexuales, heterosexuales etc, pues el problema no es del artista sino de los mismos censuradores que no quieren aceptar una realidad palpable. Lo único que logran es que la descriminación sea cada vez más radical como el pensamiento de un tal anónimo de por allá arriba.

PD El arte no tiene límites en ningún lugar, solo en las mentes enclaustradas de algunas ciudades que intentan cubrir su edad en vez de asumirla dignamente.

Anónimo dijo...

Sabes, lo de Cuenca y su bienal es una estafa creativa, conozco de obras que no fueron seleccionadas por motivos absurdos, se sabe de Cuenca como una ciudad conservadora, pero estas manifestaciones solo acentúan su complejo. Como el hecho de darle el premio a un Cuencano, en una bienal con sede en Cuenca y para colmo que celebraba su fundación con bombos y platillos. Se rumoraba de aquello, y así fue.
Parece que Cuenca a un no supera que es una ciudad diminuta, y patalea por ser considerada cuna de artistas, y que digan lo digan se acompleja ante Quito y Guayaquil.

Lobocom dijo...

Me parece gracioso leer a un anónimo cuestionar algo de las mariconadas u otro anónimo respecto de que unas cosas son visibles para niños y otras no. En Italia imagino que las obras de Miguel Ángel y Leonardo con desnudez total y que son vistas en cualquier página de internet, tarjetas postales y vistas por millones de turistas cada año, deberían taparse para que los ojos anónimos no las puedan ver, so pena de sonrojarse o de un falso pudor... o doble moral.
David de Miguel Ángel debería cubrirse con una toalla "Made in Cuenca"