domingo, noviembre 19, 2006

Comunicadores patológicos

“Más fácil es defenderse de una lanza arrojada a plena vista que de una flecha disparada desde la sombra”. Proverbio chino

Durante estos últimos tres días he escuchado afirmaciones de lo más descabelladas, maledicientes y hasta difamatorias acerca de las circunstancias que rodearon la trágica muerte de los comunicadores Emanuel Idrovo y Rocío Álvarez.

Se han vertido teorías con descarada solvencia para explicar las causas y efectos de un acontecimiento que conmocionó a los cuencanos, pero sobre todo a la clase de los comunicadores sociales.

Entre las primeras habladurías, que al final fueron las más blandas, reseño las siguientes:

- Que, en el momento del accidente, habían cuatro personas: dos hombres y dos mujeres; y no tres.

- Que habían ingerido bebidas alcohólicas en uno de los locales de venta de “pinchos”.

- Que corrían todos ellos desnudos por las orillas.

Después, el miércoles 15 de noviembre en la tarde y noche, al haberse encontrado solamente el cuerpo de la licenciada Álvarez, escuché las siguientes patrañas:

- Que Emanuel estaba en una clínica.

- Que Emanuel le había matado a la colega y había arrojado su cuerpo al río para aparentar un accidente.

- Que Emanuel había huído de la ciudad.

Al día siguiente, el cuerpo de Emanuel fue sacado del río Cuenca por el bombero John Durán a la altura del viejo puente de Nulti. Entonces los murmuradores cambiaron de víctima en sus insidias y llegaron a decir:

- Que Gustavo Peralta, quien acompañaba a los accidentados, no quiso rescatarles.

- Que Gustavo les había empujado al río.

- Que Gustavo les asesino, manejó el vehículo de Emanuel hasta el Puente Roto y lanzó sus cuerpos al río.

Allport y Postman (1947), en su Teoría del Rumor, sostienen que éste surge ante la falta de noticias. Alpont señala que los rumores “suelen descargar la tensión emocional inmediata al proveer una salida verbal capaz de traer alivio. Por ejemplo, en un rumor que propala una calumnia, al permitírsele a uno agraviar al objeto odiado logra aliviar un impulso primario de odio; y/o. al mismo tiempo, el rumor permite justificar aquellos estados de ánimo ante la propia conciencia, explicando al otro por qué uno siente lo que siente”.

En el chisme existe un propósito explícito de hacer daño a una persona, con intenciones de dominar, controlar, dañar, y molestar afectando su imagen o bienestar.

Lo doloroso, en este caso, es que increíblemente se usa el chisme contra personas consideradas amigas, actuando con hipocresía y perfidia que nadie entiende.

Y más grave aún es, que quienes lanzaron esas falacias, fueron algunos comunicadores, en quienes la gente cree todos los días que lo que les cuentan, es verídico.

A aquellos malintencionados, les pido que lean la declaración de Gustavo Peralta ante el Agente Fiscal de Paute. Por si les queda algo de decencia.

3 comentarios:

Ricardo Tello Carrión dijo...

La comunicación nos pone tan cerca y tan lejos.
En un pequeño cafetín de Sao Paulo acabó hace pocos minutos un diálogo sobre la información, la desinformación y unos cuantos etcéteras.
Y como no podía pasar por desapercibido, también se trató el tema Enmanuel Idrovo. Por eso abrimos la poratil y buscamos lo que los blogs dicen sobre el asunto.
Que cómo llegó el tema tan lejos? Pues Oscar Ugarte, productor independiente de televisión, estuvo circunstancialmente en Cuenca y fue invitado al sepelio.
En una corta conversación con un grupo de periodistas que asistimos al encuentro Avina, en Brasil, en la que aclaramos algunos detalles periodísticos y no periodísicos, la conclusión fue que por este tema se levantó mucho polvo porque las víctimas fueron amigos de quienes tienen acceso a los medios de comunicación, y quiérase o no sirvió para medir el profesionalismo del que son capaces de demostrar frente al micrófono o la grabadora.
Emanuel también fue un conocido mio. Era muy cordial y una de sus hijas fue compañera de Malena, mi último retoño. Pero ¿debía dejarme llevar por las pasiones y desplegar el tema en EL TIEMPO? ¿Cómo podía medir la certeza de que era un hombre muy conocido? Me sentí tentado de salir a la calle, cuando se confirmó su muerte, y preguntar a las tres primeras personas que pasaran por allí ¿Conoció usted a Emanuel? O será que porque yo lo conozco me atrevo a pensar que todo el mundo debe conocerlo?
Nada de esas calumnias a las que hace referencia Jorge Piedra habrían pasado si los medios entegaban lo que las audiencias buscaban: información. No complicidad post mortem. Solo información que aporte al conocimiento. No detalles que podrían alimentar el morbo ni mentiras para construir una memoria prodigiosa.
La muerte de Idrovo no debe pasar por inadvertida. Que su tratamiento en los medios nos sirva para reflexionar sobre nuestras prerrogativas y/o arrogancias frente a los medios...
Saludos.
Ricardo Tello

juan pablo dijo...

LA vida o muerte es solo un chisme ? o es una realidad cuando algien cae en sus garras. LA vida nos pone personas para compartir momentos uno de ellos fue emanuel . La informacion debe ser siempre confiable segura y verificada de este trabajo viven personas no super hombres ni hombres de ley ya que nadie es juez y el unico que nos juzgara es DIOS para los que estan en jesus, Las cosas pasan se conosen amigos y haora se les dice un ya nos encontraremos, PERO EN VIDA tambien se deben decir con un saludo fraternal a todos los que queremos que son importantes. El chisme es un cuento de viejas osiosas decia mi abuela , pero yo pienso que el chisme en nuestro pais es un gran partido politico que sige ganando adeptos y si no se lo corta de raiz segiran robando la traquilidad de las personas . UN SALUDO CORDIAL A LAS PERSONAS DE RADIO TOMEBAMBA Y SUPER 9 EN EL TIEMPO QUE ME DEJARON COMPARTIR CON USTEDES ENCONTRE PERSONAS QUE DAN OPORTUNIDAD DE CUMPLIR METAS GRACIAS POR ELLO Y CONOCI GENTE QUE SE A ADELANTADO PERO SOLO POR EL MOMENTO ESA ES UNA VERDAD SALUDOSSSSSSSSSSSSS JUAN PABLO PAREDES`

juan dijo...

Cada persona es duena de sus propios actos y por lo tanto no debemos sentirnos abatalladosal ser juzgados.Emanuel era un conocido mio, una persona alegre, jovial, dedicada a su trabajo, que por cierto lo ejercia con mucho entusiasmo y era su pasion.En en el medio de la radiodifusion, television, diarios,etc, siempre nos vamos a encontrar con falsas especulaciones, no solo de la reputacion de algun individuo fallecido, sino tambien de catastrofes naturales, accidentes automivilisticos y en fin, siempre se van a especular y aumentar mucho mas de lo que es la realidad.
Me sorprendio mucho la noticia de la muerte de Emanuel ya que al encontrarme lejos de mi pais no podia creer lo sucedido.
mi mas sentido pesame a los familiares y amigos de Emanuel.

Gabby P. - New York