jueves, octubre 25, 2007

Cuestión de clase

El parqueadero vehicular del Mall del Río en una tarde de domingo es una especie de termómetro de la cultura de los cuencanos. Centenares de vehículos llenan los amplios espacios existentes. Mientras unos carros buscan sitio, otros tantos los desocupan.

En ese entra y sale se producen, a cada momento, disputas entre los automovilistas por ganar un hueco en el asfalto. Lo “mala gente” brota en algunos conductores; la viveza latina emerge en otros; o, simplemente, la ordinariez endémica de otros tantos chocan con la urbanidad de algunos ciudadanos, pocos por desgracia.

De nada vale esperar con paciencia que un automóvil deje libre un espacio porque, repentinamente, asoma impetuoso otro conductor y se apodera del sitio. Quien aguardaba se queda desconcertado y, por más que reclame al malcriado no habrá cambio de actitud y, hasta es posible, que reaccione agresivamente.

La primitiva respuesta que alcanza a decir el maleducado a quien le demanda una explicación suele ser “porque me da la gana”. Otros atrevidos más violentos se bajan del carro con el ánimo de agredir física y verbalmente al afectado por su grosería. El macho insolente y bruto emerge y hasta termina propinándole golpes a quien se atrevió a reclamarle por su indelicadeza.

Es que así es nuestra sociedad inculta y violenta. ¿Cómo hacerles entender a los incultos y groseros si nunca aprendieron en sus casas o en la escuela? ¿Será por eso que en el exterior nos ven tan mal a los ecuatorianos? De mi parte, seguiré esquivando aquellos sitios masivos donde la descortesía y la ignorancia imperan.

Cuestión de clase cultural, ciertamente.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Lamentable, los ecuatorianos y me da mucha pena decirlo nos educamos cuando salimos fuera...en otros paises la gente si tiene que hacer la cola para el deposito en el banco, no importa si es rico o pobre igual la tiene que hacer, en el parqueo se cede el espacio a quien lleva ninos o ancianos, mo solo buenos modales necesitamos aprender sino a ser pacientes, a pesar de que se vieve a "mil". Tenemos el sentido de la comptencia entre ceja y ceja hasta en un parqueo y pues el mas vivo es que siempre triunfa....al menos eso creen. La ignorancia es atrevida!

Optimus Prime dijo...

Realmente no creo que sea cuestión de clase, la viveza criolla, la sapada, el ser maleducado, patán y grosero no es algo que sea fundamentalmente en personas de clase baja, existe entre la clase media y la mal llamada clase alta, que realmente dan asco y como dice Ud. Dr. Piedra, dejar de acudir a aquellos lugares de concentración masiva en los que imperan la ignorancia, descortesía y patanada, es lo mejor.
En cuanto al comentario del amigo anónimo, en el que dice que los ecuatorianos nos educamos cuando vamos al extranjero, realmente es cierto, pero eso deberíamos cambiarlo, la educación que demos a nuestros hijos de nuestra parte será lo mejor que ellos hereden, solamente que existen "algunitos" advenedizos que creen porque han hecho o mal hecho su dinero se creen que pueden hacer lo que les da la gana, y realmente como esta en el feedback anterior... ¡LA IGNORANCIA ES ATREVIDA!.

Saludos

Anónimo dijo...

Una realidad de nuestra cultura es pensar que ser maleducado, puede ser sinonimo de respeto por imponerse con violencia

Y todo esto se da por la falta indudablemente de educacion no apender en una escuela sino principalmente en casa.

Cuando salimos del lugar donde nacimos y nos desemvolvemos en un pais donde existe respeto hasta en un parque tanto como en un banco de la misma forma,tenemos obligacion por temor talvez respetar las normas de educacion que en nuestro pais y principalmente en Cuenca no lo hacemos.

Andres. dijo...

Realmente me apena mucho leer este block, al saber como la educacion de la gente va de mal en peor, la verdad es que como dicen en los otros comentarios la gente se educa cuando salen del pais, si eso es verdad por que en otros paises se respetan las leyes ya que ahi si hay mano dura que las sepa hacer respetar pero a la ves la gente "educada" que al regresar al Ecuador o en este caso Cuenca cree que por haber sido recivido y aceptado de otra manera en los paises extrangeros, estos al regresar regresan peor, con una filateria y malos habitos peor de los que salieron es decir parece que quieren desquitarse de lo que no pudieron hacer en el exterior, esto obio que es cuestion de clase ya que con la clase se nace y no se hace como dice aquel comentario llamando asquerosos a la mal dicha clase alta, si no hubiera clase alta en nuestro pais peor seria la situacion de la que es ahora ya que gracias a unos pocos que aun hay en algo cambia y no con toda la indiada y chavacana clase que esta tratando o mas bien dicho a entrado ya a formar parte de una sociedad, a estos es los que podemos denominar mal educados y asquerosos ya que salieron sin saber contar y regresaro contando, y es por eso que ahora estos creen poder hacer lo que les de la gana con la poca gente culta que aun queda en nuestra ciudad, y gracias a esta clase de gente quedamos mal en paises extrangeros, pensemos.

jotaemezeta dijo...

Este es un tema del que se puede hablar ... y largo, porque dice mucho de nuestra sociedad actual.

Probablemente antes había más respeto por las personas, por las instituciones ... por todo. Sin embargo el echo de que personas incultas y sin valores, hayan logrado engrosar sus bolsillos con dinero, los ha vuelto alevosos elementos que hoy son una lacra de nuestra sociedad.

Y no solamente podemos ver este tipo de problemas en un simple parqueadero. Lo sentimos en todos los lugares públicos, y lo que es peor, hasta en instituciones educativas.

Ante un echo desagradable que se presentó en la escuela donde estudian mis hijos, (una institución pequeña donde se supone que no deberían darse graves problemas de irrespeto e indisciplina) una maestra, ante mis reclamos por permitir este tipo de comportamiento, corroboraba las aseveraciones de los comentarios anteriores, así: "Nosotros en nuestra institución hacemos lo que podemos, pero la educación (léase formación, valores, etc.) viene de la casa."

Creo que con nuestra actitud y nuestro aporte debemos ir apoyando un proceso de educación con ejemplo, tratando de no vivir en la ley del más vivo, aunque a veces sintamos que nadamos contra la corriente ....

En todo caso, coincido con usted Dr. Piedra.
Es cuestión de clase.