martes, julio 17, 2007

Llevados del mal modo

Los aficionados rojos salían del estadio mordisqueando su mal humor cerca de las diez de la noche del viernes 13 de julio. El Deportivo Cuenca cayó ante el visitante Deportivo Quito por 2 a 3, después de haber estado en ventaja casi todo el partido. Con paso rápido para esquivar el frío, pegados la vista al suelo y el oído al transistor donde el comentarista desentrañaba el fracaso, lo único que querían era llegar al coche que los llevaría de regreso a casa y esperar que mañana sea otro día.

Para redondear el karma total del viernes trece, varios hinchas no encontraron sus vehículos en el lugar donde los habían dejado. Del susto inicial por un potencial robo pasaron al disgusto al enterarse que habían sido llevados por los remolques municipales.

Un par de horas antes, muchos de ellos, conocedores de la prohibición de estacionar sobre las veredas de la avenida Solano, treparon sus máquinas pensando que no pasaría nada “porque desde hace tiempo que no se llevan los carros mal estacionados”. También sabían del conflicto entre policía de tránsito y municipio de Cuenca por este asunto, lo que había provocado la suspensión de los operativos de arrastre desde hace varias semanas.

A los hinchas infractores les tocó pagar una multa de veintiocho dólares para recuperar sus autos de los patios, después de la insoportable espera que supuso la inclemente intemperie y la cola interminable de todos los castigados.

Algunos creerían que fue un día de mala suerte, cuando llegaron a sus casas cerca de la medianoche. Pensarían que estuvieron en el momento y lugar equivocados. Pero también pensarían la próxima vez que quieran dejar su carro sobre el camino peatonal, en la vereda, obstruyendo la rampa para discapacitados o bajo el cartel de prohibido estacionar. Y entonces se darán cuenta que cada quien tiene la suerte que se merece.

2 comentarios:

Damian dijo...

... Parece que esta entrada del BLOG toco a todo el mundo que nadie deja un comentario. Una lastima por el equipo rojo que le toco perder en casa y una lastima por los cuencanos que estamos mal acostumbrados a hacer lo mas facil: romper las reglas. Felicito a la policia por este tipo de operativos que sirven para ordenar a la ciudad y poner orden. A la vez tambien se me viene la pregunta a la cabeza: donde dejaremos los hinchas nuestros carros cuando vamos a disfrutar del futbol ? hay espacios "cercanos" al estadio que sean SEGUROS para dejar los vehiculos ?. Finalmente, espero que la policia continue con estos operativos y no ocurra como lo que ocurrio con los operativos de control de velocidad por radar en la entrada a Cuenca que dejaron de hacerlo por las "quejas" de la ciudadania.

Anónimo dijo...

Bien hecho, solo asi respetaremos las leyes de transito