martes, julio 31, 2007

Cantando por un voto

El oficio circula entre rectores de colegios y directores de escuelas del Azuay. Usted lo mira a la izquierda y le sugiero que le haga un click para leerlo. El edicto se explica por si mismo.

Esto es como si Abdalá Bucaram hubiese dado la misma orden para la canción "Un velero llamado libertad" de José Luis Perales, Angela Merkel (canciller alemana) para "Angie" de Rolling Stones o Bill Clinton para "Don't Stop" de Fleetwood Mac.

Es que en la campaña por ganar votos para la Asamblea Constituyente todo vale, hasta estas probetas de stalinismo doméstico.

Y por si acaso, a continuación publicamos la letra para que la aprenda en vacaciones, no vaya a ser que, por no recordarla, no le entreguen los útiles escolares:

PATRIA

Patria, tierra sagrada de honor y de hidalguía,
que fecundó la sangre y engrandeció el dolor,
¡cómo me enorgullece poder llamarte mía,
mía, como a mi madre, con infinito amor! (bis)

Por tus cruentos martirios y tus dolientes horas,
por tus épicas luchas y tu aureola triunfal,
por tus noches sombrías y tus bellas auroras,
cúbrenos siempre ¡oh Patria! con tu iris inmortal. (bis)

---------------

Como dice un refrán: La vergüenza, cuando sale ya no entra.

2 comentarios:

Esteban C dijo...

Otra vez nuestro presi

como siempre despotismo creo que es lo qu le caracteriza espero y no salga otro decreto que nos prohiba ecribir estas cosas en el internet lo unico que digo es la expresion del pueblo y lo que manda ... creo que cada vez cada quien busca su norte y no todos... "quien no obedece a la mayoria no se obedece aasi mismo pero sin embargo sigue siendo libre como antes" pensemos...

Victor Contreras Arcos dijo...

Esa canción la escuche por primera vez con la campaña del actual Presidente, una letra de gran contenido pero una melodía que a decir verdad no me agrada. Personalmente no me parece que esa canción la quieran imponer a los niños y jóvenes del Ecuador. El amor a la Patria no se la consigue imponiendo una canción, sino con el ejemplo y trabajo diario, demostrando verdadero amor y sacrificio por el país.