martes, marzo 06, 2007

Vuelve la pasión, vuelven los Héroes

Cuando se encontraban en el cenit de su carrera se presentaron en Cuenca, a mediados de los noventas, los Héroes del Silencio, por entonces, una de las bandas más importantes de Europa. Demasiado, quizás, para una comunidad tan pequeña como la cuencana.

Los afiches que anunciaban su gira “Avalancha” inundaban las calles de la ciudad. Un desentendido turista europeo no podía creer que aquello ocurra en una casi escondida ciudad de los andes americanos, a la que, hasta entonces, solo llegaban artistas latinoamericanos en decadencia.

Lo que no sabían mucho era que los Héroes, para entonces, arrastraban a miles de seguidores y fanáticos del rock bien interpretado, gracias, hay que decirlo, a la única radio que los promocionaba: la Super 9'49. En nuestro país se presentaron primero en Quito, en el coliseo Rumiñahui, ante cuatro mil personas. Luego vinieron a Cuenca, con seis veces menos de población que la capital de la república, lo que no era buen augurio para los empresarios organizadores. Pero no, fueron más de seis mil los asistentes que vibraron con la fuerza expresiva de Búnbury y los suyos.

Más de diez años después de ese concierto en el Coliseo Mayor, todavía sus asistentes tienen fresca la memoria del inolvidable momento que pasaron: ese frente a frente con el explosivo grupo que estremeció con su poderoso sonido y el show aparte de su dramático cantante. “Héroe de Leyenda”, “La Chispa Adecuada”, “Entre Dos Tierras”, “La Herida” o “Iberia Sumergida” fueron sus éxitos más coreados.

¿Cómo un flaco pálido y melenudo puede sacar ese tremendo vozarrón y lanzar semejantes exclamaciones? -recuerdese aquella "¡Avalaaanchaaa!-, ha sido una de las preguntas que siempre me he hecho.

En la pista del coliseo, en cada canción había un grupo de rockeros, pequeños de estatura, vestidos de negro, alcoholizados o drogados –que es lo mismo-, casi no vieron el recital. Se abrazaron y se empujaron entre ellos con la mirada hacia el suelo. Vaya forma de disfrutar el evento.

Dos horas de descarga rockera. Canciones coreadas por los asistentes. Un botellazo que pasó silbando a Búnbury. Bis y otro bis. Para los Héroes quizás fue un concierto más de su agitada expedición que dejó el nombre de Cuenca inscrito en el posterior álbum en vivo “Parasiempre”.

Al día siguiente, era sábado. El único vuelo salía a las nueve de la mañana. Llegaron al aeropuerto Mariscal Lamar en una furgoneta blanca del Hotel La Laguna. Se bajaron rápidamente. La mala noche se dibujó en sus caras. Con mi grabadora en mano pude sacar unas cuantas palabras a Búnbury, Juan Valdivia y Pedro Andreu, además de un autógrafo en el disco “Avalancha”. Se metieron en la sala VIP y se fueron.

Hoy en 2007, una década después de su separación, la noticia de su “come back” ha vuelto a conmover a sus discípulos. Por el momento, serán diez conciertos por Latinoamérica y España. Las entradas que empezaron a venderse el primero de marzo, se agotaron en pocas horas.

¿Si vienen a Ecuador? O mejor, ¿a Cuenca? A estas alturas no depende tanto de los empresarios. Sino de los propios Héroes. Solo ellos escogerán sus escenarios después de su prolongado período sabático. La misma pasión, la misma avalancha y la misma leyenda están garantizadas. Crucemos los dedos.

3 comentarios:

Fabrizzio dijo...

Si soy Fabrizzio Parra, vivo en California y fui de los suertudos que vi a Heroes en Cuenca y ojala los pueda ver en su regreso aca en California, todavia las entradas no salen a al venta aca, pero ya cambiaron de escenario ahora es el Estadio de futbol de los LA GALAXY, ya que la espectativa es enorme se prevee que vienen latinos de todo Estados Unidos para este concierte de verdad una locura, que suerte que gracias a super 9 hice mi sueno realidad de verlos en Cuenca.

Fabrizzio dijo...

Hola soy Fabrizzio Parra , estoy viviendo en California y si realmente fue un privilegio ver a los heroes en Cuenca gracias a super 9-49, ahora vienen a California en unos 6 meses y la espectativa es gigante por lo pronto ya cambieron de escenario van a Home Depot Center un estadio de soccer (futbol) con capacidad para 30,000 personas sentadas se prevee un lleno espectacular por eso dejaron un recinto "pequeno" de 18,000 el LA Form, ya que aunque las entradas aun no salen a al venta se cree que latinos de todas partes de Estados Unidos se van a congregar en ese unico concierto de la banda zaragozana el 29 de septiembre, pero puedo decir por suerte hice mi sueno realidad al verles el 26 de abril de 1996 en el coliseo mayor.

Anónimo dijo...

eran esos tiempos, de borracheras los viernes después de aguantar a los curitas de los salesianos, y sobre todo al pesado del mocho con sus clases teórico-prácticas....pero bueno a lo q iba. Si, aquel concierto la vida de mucha gente, ahora con entradas a mano nos largamos el 10/oct a zaragoza a ver la vuelta de los mejores, somos dos locosmorlacos en barcelona...claro no sera lo mismo, faltará mi CUENCA querida. Pero juro q nos dejaremos la garganta. xavyc